Anuncios

La inminente llegada del ciclón Kirrily cierra escuelas y cancela vuelos en Australia

Sídney (Australia), 25 ene (EFE).- La inminente llegada del ciclón Kirrily, que tiene previsto tocar tierra la noche de este jueves, ha obligado el cierre de más de un centenar de colegios y la suspensión de vuelos en el norteño estado australiano de Queensland, que permanece en estado de alerta.

La Oficina de Meteorología de Australia actualizó hoy el estatus de la tormenta a categoría 3 e informó que Kirrily deberá cruzar esta noche la costa de Queensland, en los alrededores de la localidad de Townsville, provocando fuertes lluvias y ráfagas de viento de hasta 170 kilómetros por hora.

Las autoridades han recomendado a los residentes que busquen refugio y permanezcan seguros hasta el viernes, cuando se prevé que el ciclón empiece a perder fuerza, al mismo tiempo que el gobernador de Queensland, Steven Miles, advirtió a la población para que "esté preparada".

"Estamos listos y nos hemos preparado para lo peor, ahora esperamos y deseamos lo mejor", dijo en un mensaje a los ciudadanos, al recordar que los residentes deberían estar "listos" para potencialmente enfrentarse a "días sin electricidad" y otras posibles consecuencias derivadas del paso de la tormenta.

Las autoridades regionales igualmente han solicitado el apoyo del Gobierno Federal y han determinado el cierre de más de un centenar de escuelas en todo el estado, así como la suspensión de varias celebraciones programadas para este viernes por el festivo nacional del Día de Australia.

Asimismo, varias aerolíneas han cancelado sus vuelos hacia y desde la ciudad de Townsville y la popular isla Hamilton, mientras que se han paralizado los servicios ferroviarios en la zona norte de Queensland debido al mal tiempo.

En las localidades más remotas, las autoridades han instalado centros de refugio comunitarios para brindar alojamiento en caso de que sean necesarias evacuaciones y han desplegado equipos adicionales de servicios de emergencia, especializados en rescates en inundaciones repentinas.

Si bien no son habituales en Australia, los ciclones de gran potencia se han vuelto más comunes en los últimos años en el país, que también sufre a menudo con olas de calor, inundaciones e incendios forestales, entre otros fenómenos climáticos.

(c) Agencia EFE