Anuncios

Infusión a base de orégano para calmar gases intestinales

CIUDAD DE MÉXICO, enero 18 (EL UNIVERSAL).- Los gases intestinales, aunque naturales, pueden ser incómodos y molestos. Si buscas alivio de manera natural, una infusión de orégano y limón podría ser la solución que estás buscando. Este remedio no solo ayuda a reducir la producción de gases, sino que también ofrece beneficios para la salud digestiva en general, gracias a sus propiedades antinflamatorias.

El ingrediente estrella de esta infusión es el orégano, una especia que va más allá de realzar el sabor de los platillos mexicanos. El orégano contiene una sustancia llamada carminativo, que favorece la disminución de gases en el tubo digestivo. Esta propiedad ayuda a reducir la producción de flatulencias y cólicos, brindando alivio a quienes sufren de estos inconvenientes digestivos.

La combinación de orégano y limón en una infusión crea un poderoso combo para mejorar la salud gastrointestinal. Ambos ingredientes poseen propiedades carminativas, lo que significa que trabajan en conjunto para combatir los gases y promover una digestión más tranquila. Además de sus beneficios antiflatulentos, el orégano puede ayudar a aliviar problemas estomacales como espasmos intestinales y estreñimiento.

Si el té de orégano no es de tu agrado, hay otras hierbas con propiedades carminativas que también pueden ser opciones efectivas. La menta, el hinojo y el anís son ejemplos de hierbas que podrían ayudar a reducir la producción de gases y mejorar la salud digestiva.

Además de aliviar los gases, el orégano aporta una variedad de beneficios para la salud. Puede actuar como diurético, ayudando a eliminar líquidos retenidos y reducir la hinchazón corporal. También se le atribuyen propiedades relajantes que pueden contribuir a reducir el estrés y la ansiedad. Además, se ha sugerido que el orégano tiene beneficios circulatorios que pueden ayudar en problemas relacionados con la menstruación.

Además de disfrutar de la infusión de orégano y limón, debes prestar atención a la alimentación para reducir la producción de gases. Algunos alimentos, como legumbres, verduras crucíferas, chicle, bebidas con gas y cereales integrales, pueden aumentar la formación de gases debido a ciertos componentes en su composición. Limitar el consumo de estos alimentos puede potenciar los efectos positivos del té de orégano.