Anuncios

IndyCar: un error empañó la tarea del argentino Agustín Canapino en el inicio de la temporada 2024

Canapino y un estreno de temporada que en el clasificador demostró poco, aunque en los tiempos el arrecifeño mejoró la performance respecto a 2023
Canapino y un estreno de temporada que en el clasificador demostró poco, aunque en los tiempos el arrecifeño mejoró la performance respecto a 2023 - Créditos: @Walter G Arce Sr Grindstone Media Group/Action Sports Photography

Las últimas 18 vueltas marcaron el derrumbe de los pilotos del Juncos Hollinger Racing (JHR): un fallido intento de sobrepaso retrasó a Agustín Canapino en el clasificador y la pérdida de potencia, tras un aparente problema en la caja de velocidades y una anterior sanción por un toque, provocaron el abandono de Romain Grosjean. El estreno del calendario 2024, en el circuito callejero de San Petersburgo, en Florida, resultó un trabajo de mayor a menor para el equipo con sede en Indiana y que tiene al argentino por segundo año entre sus filas: de entremezclarse en el Fast Six en la prueba de clasificación con el suizo-francés, a contentarse con el 18vo puesto que logró el arrecifeño. El ganador fue el implacable Josef Newgarden (Team Penske), que dominó la qualy y sostuvo un ritmo arrollador: apabulló cuando estuvo en la cabeza del pelotón y fue agresivo al momento de remontar posiciones. La próxima aventura será el 24 de marzo, en Thermal, California, en una prueba que no será puntuable para el campeonato, pero que tendrá un premio de un millón de dólares para el vencedor.

Un error cuando batalló por el decimotercer puesto con su excompañero Callum Ilott derivó en el retraso de Canapino en el clasificador
Un error cuando batalló por el decimotercer puesto con su excompañero Callum Ilott derivó en el retraso de Canapino en el clasificador - Créditos: @Colin Mayr Grindstone Media Group/Action Sports Photography

La primera estación de Canapino en la nueva temporada ofreció desde el inicio detalles alentadores, aunque la ambición desdibujó la tarea en el clasificador. El tiempo que registró en la prueba de clasificación resultó 1,2 segundos más veloz que el del estreno en IndyCar, también en el circuito callejero de San Petersburgo. El sábado finalizó en el puesto 20 y una décima le impidió superar el primer corte clasificatorio, pero para entender lo ajustada que está la categoría en el comienzo del calendario hay que analizar un dato: apenas tres décimas lo separaron de su compañero Grosjean, que tomó parte del Fast Six, la mini prueba que ordenó a los seis primeros de la grilla. El suizo-francés, con una trayectoria de tres años en el automovilismo estadounidense y 179 grandes premios en la Fórmula 1, largó desde el quinto casillero y el año pasado pulseó por la victoria –todavía en la estadística tiene ese casillero en blanco-, aunque un accidente con Scott McLaughlin, que luego se disculpó por la maniobra, le arrebató la oportunidad.

El resumen de la carrera en San Petersburgo

“Todo el equipo JHR está muy emocionado por el inicio del campeonato en las calles de St. Pete. Después de una pretemporada intensa y ardua, donde trabajamos extensamente en las actualizaciones del sistema híbrido de los autos, los protocolos del equipo y la reorganización. de los distintos departamentos, estamos ansiosos por empezar el campeonato y seguir creciendo en esta serie, que es la más competitiva del mundo”, confesaba Canapino, tras la primera clasificación; en el Warm-Up repitió la posición 20, con un tiempo de 1m01s259/1000 a poco más de un segundo del mejor registro, que señaló Colton Herta (Andretti Global).

La carrera tuvo un lanzamiento ordenado, aunque con sensaciones diferentes para los pilotos de JHR: Canapino capitalizó en el primer giro la detención en los boxes de Christian Lundgaard (Rahal Letterman Racing), con el neumático trasero derecho deteriorado, y ascendió un casillero; Grosjean cedió tras plazas, ante los avances de McLaughlin (Team Penske), Rinus Veekay (Ed Carpenter Racing) y el mexicano Pato O’Ward (Arrow McLaren). Los compañeros calzaron neumáticos duros para el primer stint de una carrera de 100 giros en un trazado de 2,897 kilómetros de extensión y con 14 curvas. Newgarden, vencedor de las 500 Millas de Indianápolis 2023 dominó con facilidad el inicio, con una imperial gestión de los neumáticos y sosteniendo una distancia de poco menos de dos segundos sobre el sueco Felix Ronseqvist (Meyer Shank Racing). Nadie pudo con él el fin de semana cuando se pusieron los puntos en juego.

La celebración de Josef Newgarden, implacable durante todo el fin de semana en San Petersburgo: marcó la pole y arrasó en la carrera
La celebración de Josef Newgarden, implacable durante todo el fin de semana en San Petersburgo: marcó la pole y arrasó en la carrera - Créditos: @Mike Carlson

El accidente de Marcus Armostrong en la vigesimoséptima vuelta -rookie destacado de 2023 y que transitaba en el décimo lugar- generó un nuevo ascenso de Canapino, modificó tímidamente el escenario respecto al consumo de combustible y de neumáticos, aunque provocó un amplio movimiento en los boxes, donde los mecánicos de Herta y Rosenqvist ensayaron una espectacular tarea y posibilitaron la superación de Newgarden y el cambio de la cabeza de la carrera. El arrecifeño y Grosjean no se favorecieron en los pits: Canapino cedió dos ubicaciones y cayó al puesto 20, mientras que el suizo-francés pasó de octavo a undécimo.

El relanzamiento, en el giro 30, exhibió la ambición de Newgarden, que con neumáticos blandos –de banda verde- volaba en el trazado callejero. Recuperó las posiciones que perdió en los boxes y salió a cazar a Lundgaard, que tras su ingreso obligatorio por el incidente en el primer giro se benefició y quedó provisoriamente como líder. La velocidad en la pista apenas tuvo continuidad durante cinco vueltas, porque el incidente de Sting Ray Robb (A.J. Foyt) hizo saltar una nueva bandera amarilla, de neutralización, y Newgarden tomó lo que era suyo para enseñar un ritmo aplastante.

Romain Grosjean ataca en San Petersburgo; el suizo-francés y una tarea de mayor a menor: integró el Fast Six en la qualy, pero un toque y una merma en el rendimiento del motor provocaron el abandono en la carrera
Romain Grosjean ataca en San Petersburgo; el suizo-francés y una tarea de mayor a menor: integró el Fast Six en la qualy, pero un toque y una merma en el rendimiento del motor provocaron el abandono en la carrera - Créditos: @Colin Mayr Grindstone Media Group/Action Sports Photography

Los inconvenientes para el JHR empezaron a sumarse en el giro 69, con la tercera bandera amarilla, tras un golpe contra la barrera de contención de Linus Lundqvist (Chip Ganassi Racing): el sueco recibió un toque de Grosjean, que venía de desandar también una segunda mala parada en los boxes y perdido cuatro puestos. La continuidad, en la vuelta 73, encontró a al suizo-francés undécimo y a Canapino, 16to, pero el europeo recibió una penalización y se retrasó al 21er puesto, mientras el arrecifeño tomó rédito de la sanción y además superó a Lundgaard para establecerse 14to.

El decimosegundo lugar con el que completó la carrera de estreno en IndyCar el año pasado pudo ser un parámetro que Canapino intentó superar, pero esa avidez complicó su tarea: en la vuelta 82, con 18 por delante para la bandera a cuadros, ensayó un intento de sobrepaso a su excompañeo Callum Ilott –reemplaza al lesionado David Malukas en Arrow McLaren-, y el argentino terminó fuera de la pista. Retomó la marcha, pero la suerte para emparejar aquella posición del debut era una ilusión que ya no tenía sustento. Cuatro giros después, la deserción de Grosjean terminó por esmerilar las actuaciones de los autos del JHR, que ya se enfoca en el premio del millón en Thermal.