Anuncios

Hungría y Eslovaquia acusan a la UE de atacar la soberanía de los países miembros

Budapest, 16 ene (EFE).- Los Gobiernos de Hungría y Eslovaquia han rechazado hoy lo que consideran es un intento de la Unión Europea de crear un "superestado" que quitaría competencias a los Estados miembros.

"Por parte de Hungría, y siento que aquí hay una coincidencia (con Eslovaquia) no estamos contentos con las iniciativas de Bruselas de crear un superestado" en el continente, aseguró el primer ministro húngaro, el ultranacionalista Viktor Orbán, tras reunirse con su homólogo eslovaco, el populista de izquierdas Robert Fico.

El primer ministro húngaro afirmó "no estar contento" con las políticas europeas de inmigración que, según su punto de vista, "legitiman la inmigración ilegal".

Orbán subrayó que en este tema los intereses de los dos países "coinciden en el 99 %" y que para ambos es importante la soberanía.

La Comisión Europea, que había bloqueado el pago de unos 22.000 millones de euros de fondos regionales a Hungría por no cumplir con la Carta Europea de Derechos Fundamentales, descongeló el pasado diciembre casi la mitad de ese dinero.

Orbán ha bloqueado -o ha amenazado con hacerlo- varias iniciativas europeas, como la ayuda financiera a Ucrania de 50.000 millones de euros, por lo que en el Parlamento Europeo se ha planteado la reforma del principio de unanimidad para tomar decisiones.

Fico defendió por su parte a su homólogo húngaro y afirmó estar en contra de "las propuestas y resoluciones que instan a retirar el derecho de voto y otras prerrogativas de que goza cada país miembro".

Fico aseguró que nunca aceptará que un país sea castigado "por luchar por su soberanía y sus intereses nacionales" y recordó que para limitar los derechos de Hungría se necesitaría el apoyo de todos los socios.

"Yo, Robert Fico, nunca aceptaré este castigo a Hungría, porque va contra de mi noción de soberanía", afirmó.

(c) Agencia EFE