Anuncios

Las historias de los tres soldados norteamericanos muertos en un ataque en Jordania y el shock de sus familias

Kennedy Sanders, William Jerome Rivers y Breonna Moffett, los tres soldados de la Reserva del Ejército de EE.UU. de Georgia que fueron asesinados por un ataque de drones el domingo, 28 de enero de 2024, en su base en Jordania cerca de la frontera con Siria. (Shawn Sanders and U.S. Army via AP)
Kennedy Sanders, William Jerome Rivers y Breonna Moffett, los tres soldados de la Reserva del Ejército de EE.UU. de Georgia que fueron asesinados por un ataque de drones el domingo, 28 de enero de 2024, en su base en Jordania cerca de la frontera con Siria. (Shawn Sanders and U.S. Army via AP)

SAVANNAH.- En medio del duelo, las familias de los tres soldados asesinados en un bombardeo a tropas norteamericanas en Jordania recordaron a los fallecidos y pidieron al presidente Joe Biden que evite la escalada de violencia en Medio Oriente.

Los tres soldados, de diferentes rincones de Georgia, murieron en un ataque aéreo de fin de semana en una base de Estados Unidos en Jordania, cerca de la frontera con Siria, que también hirió a más de 40 personas. Las familias de los reservistas asesinados dijeron que se sorprendieron cuando oficiales militares uniformados llegaron a sus puertas para dar la noticia el domingo.

Según sus padres, Kennedy Sanders, era una chica que constantemente reía. Se hizo amiga cercana de Breonna Moffett poco después de alistarse en la Reserva del Ejército hace cinco años. El sargento William Jerome Rivers hizo una gira por Irak antes de unirse a la misma compañía de ingenieros del Ejército.

Mientras que Biden prometió que Estados Unidos responderá al ataque, los padres de Moffett dijeron que esperan que no haya una escalada de violencia que deje más víctimas entre las tropas estadounidenses. Su hija celebró su cumpleaños 23 en ultramar, solo nueve días antes de que fuera asesinada.

“Solo espero y rezo para que ninguna otra familia tenga que pasar por esto”, dijo Francine Moffett, la madre del joven soldado, llorando en la mesa del comedor de su casa en Savannah. “Te parte el corazón y el alma”, agregó.

Breonna Moffitt

Breonna Moffitt se unió a la Reserva del Ejército en 2019 después de graduarse de la escuela secundaria. Además de su servicio militar, trabajó para un proveedor de atención domiciliaria que cocinaba, limpiaba y hacía mandados para personas con discapacidades, dijeron sus padres. Cuando Moffett se fue con otros soldados de la 718ª Compañía de Ingenieros, 926º Batallón de Ingenieros con base en Fort Moore en agosto, fue su primer despliegue en el extranjero.

Era la mayor de cuatro hermanos. Cada mañana, dijo Francine Moffett, su hija de 8 años llamaba a su hermana mayor para saludarla mientras iba a la escuela.

Cada vez que la familia Moffett llamaba, por lo general se enteraban de Sanders también. “Cada vez que llamaba a Breonna, veía a Sanders meter la cabeza y decir, ‘¡Hola! ¿Cómo estás?’”, comentó su madre.

Kennedy Sanders

Oriunda de Waycross, a 160 kilómetros al suroeste de Savannah, Kennedy Sanders, de 24 años, se había ofrecido como voluntaria para el despliegue en Medio Oriente, ansiosa por ver una nueva parte del mundo, dijeron sus padres. En casa, ayudó a entrenar a los equipos de fútbol y básquet de los chicos. También trabajó en una farmacia mientras tomaba cursos universitarios con el objetivo de convertirse en técnica de rayos X.

Últimamente, sin embargo, había considerado convertirse en un soldado a tiempo completo en servicio activo una vez que se cumpliera su contrato con la Reserva del Ejército.

Esta imagen sin fecha proporcionada por su padre, Shawn Sanders, muestra a Kennedy Sanders, una soldado de 24 años de la Reserva del Ejército de Waycross
 (Shawn Sanders via AP)
Esta imagen sin fecha proporcionada por su padre, Shawn Sanders, muestra a Kennedy Sanders, una soldado de 24 años de la Reserva del Ejército de Waycross (Shawn Sanders via AP)

“Era amada y no tenía enemigos. Todo el tiempo se la veía sonriendo”, dijo su padre, Shawn Sanders, en una entrevista el lunes pasado. “Era alguien que estaba viviendo la vida, disfrutando la vida a una edad temprana, trabajando hacia una carrera” agregó.

William Jerome Rivers

Esta foto sin fecha proporcionada por el Ejército de EE.UU. muestra el Sargento William Jerome Rivers 
(U.S. Army via AP)
Esta foto sin fecha proporcionada por el Ejército de EE.UU. muestra el Sargento William Jerome Rivers (U.S. Army via AP)

A los 46 años, Rivers tenía mucha más experiencia militar que las dos jóvenes. El Departamento de Defensa dijo que se unió a la Reserva del Ejército en Nueva Jersey en 2011 y sirvió una gira de nueve meses en Irak en 2018. Se unió a la 718ª Compañía de Ingeniería en Fort Moore el año pasado y vivió en Carrollton, a unos 70 kilómetros al oeste de Atlanta.

Agencia AP