Anuncios

A su última heladería le cobran 20%

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (EL UNIVERSAL).- Desde 2021, Saúl es obligado a entregar casi 20% de las ganancias de su heladería a un grupo delictivo. De los tres locales que tenía en Iztacalco e Iztapalapa, en la Ciudad de México, sólo queda uno, pues en los otros asaltaron a su familia con violencia.

"Lo más sensato es pagar. Denuncié el robo a la primera tienda y no hubo consecuencias. Denuncié el robo de la otra paletería, pero tuve que cerrar, no se resolvió nada. La policía sabe que los comerciantes requerimos protección y me la tengo que dar yo mismo", afirmó el hombre de 57 años en plática con EL UNIVERSAL.

Vender helados, paletas y aguas dio hogar, alimento y estudios a Saúl desde que sus padres empezaron a administrar dos negocios de una cadena nacional. Cuando tuvo los recursos y la oportunidad abrió el suyo.

Pero en 2020, en medio de la pandemia por Covid 19, su esposa y uno de sus hijos, quien lo apoyaba con las ventas, sufrieron asaltos a mano armada que los obligaron a cerrar dos tiendas. Luego, en la que queda abierta, inició el asedio criminal por cobro de piso.

Saúl confió en que la tercera nevería, ubicada en "mejor" colonia, estaba fuera de peligro. Sin embargo, en junio de hace dos años recibió la primera visita de extorsionadores que se dijeron integrantes de la Unión Tepito.

"Es pagar o morir. Ponen un arma en la nevera. Entregamos el dinero en un casco de moto o bote de helado. No hay de otra", detalló. También eligió no denunciar, pues luego de los dos asaltos violentos nadie le garantizó su seguridad.