Anuncios

Grupo criminal difunde falsos enfrentamientos para causar pánico

ZITÁCUARO, Mich., enero 25 (EL UNIVERSAL).- Personal de la Guardia Civil (GC), del Ejército Mexicano, de Guardia Nacional (GN) y de Fiscalía de Michoacán, asestaron dos duros golpes a la operación del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), en el municipio de Zitácuaro, Michoacán.

La organización criminal respondió con una movilización de hombres armados, quienes realizaron disparos al aire, desde diferentes puntos y difundió supuestos enfrentamientos, para causar pánico entre la población.

Las áreas de inteligencia enfatizaron que esas acciones fueron perpetradas por el Cártel Jalisco Nueva Generación para causar pánico entre la población.

Las fuentes consultadas explicaron que lo anterior, fue la respuesta de la célula de esa organización criminal, al desmantelamiento hace unos días, de un palenque clandestino, de un narco campamento y ante los operativos de la GC, Sedena, GN y FGEM.

Los informes refieren que ciudadanos reportaron a los números de emergencia que el grupo criminal incrementó sus abusos en contra de la población.

"Se llevaban a las jovencitas y abusaban de ellas; aumentaban sus extorsiones e intentaron llevarse a muchachos para reclutarlos forzadamente", ahondó la fuente consultada.

Dijo que implementaron operaciones de seguridad en los lugares donde los habitantes denunciaron los abusos y eso molestó en demasía al grupo criminal del CJNG, que de inmediato reaccionó.

Confirmaron que esa célula delictiva está bajo el mando de William Edwin Rivera Padilla, "El Barbas", jefe de plaza en la región Oriente, de esa organización criminal.

"El Barbas" está relacionado con el asesinato del periodista Armando Linares López, perpetrado el 15 de marzo del año pasado.

Reiteró que, además, Edwin Rivera Padilla es el responsable directo de las extorsiones, de la venta de droga, de ataques a policías, de secuestros y de movilizar a organizaciones del transporte público que están a su servicio.

El pasado 7 de enero, personal de la Guardia Nacional se enfrentó a tiros en el municipio de Zinapécuaro, con un grupo armado que viajaba en tres camionetas clonadas de esa misma corporación y una de la Fiscalía de Michoacán.

Áreas federales de seguridad revelaron que las camionetas iban tripuladas por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Señalaron que el objetivo del comando era atacar a quien hasta hace un año fuera el lugarteniente de esa misma organización criminal: Alan Martínez Durán "El Primo".

Además, de debilitar su estado de fuerza, fortalecido por los policías municipales de Zinapécuaro, presuntamente al servicio de "El Primo".

El episodio de violencia recrudeció la mañana del pasado domingo, en la localidad de San Pedro.

El grupo criminal del CJNG, atacó varios domicilios, entre ellos, uno a pie de carretera, donde vive Yodán Eden Reyes Gómez, el subdirector de la Policía Municipal.

En ese inmueble, también habitan algunos otros elementos de esa corporación policial, quienes también son identificados por las áreas de inteligencia, al servicio de "El Primo".

"Ese era el primer objetivo del grupo armado, que de acuerdo con los informes que tenemos, el segundo era Alan Martínez, quien alcanzó a huir", dijo la fuente consultada.

Señaló, que por eso fue que esa célula del CJNG atacó primero a los policías municipales, quienes contuvieron la ofensiva, para evitar que esta llegara a su jefe, "El Primo".

Indicó que, incluso, quienes pidieron apoyo de GN, fueron los policías municipales, lo que provocó posteriormente un enfrentamiento entre fuerzas federales y el grupo armado del CJNG.

Según los comunicados, luego de varios minutos de choque a tiros, las fuerzas federales abatieron a uno de los delincuentes y lesionaron a dos más.

Testigos refieren, que "hubo un chingo de muertos y heridos, pero los (policías) municipales se llevaron a unos armados y los del otro grupo (CJNG) se llevó los suyos".

Esa versión de uno de los vecinos, cobró fuerza con las imágenes en poder de EL UNIVERSAL.

En las fotografías, se ve sangre en demasía, tanto en la carrocería e interior de los vehículos clonados y asegurados, como en varios metros del asfalto.

"Nomás se escuchaban los gritos de un lado y de otro, de que se subieran los muertos y heridos a las camionetas y a las patrullas, porque sí eran muchos", contó un vecino.

Las áreas federales de seguridad, reiteraron en ese sentido que todo es parte del ajuste de cuentas entre el CJNG aliado con el grupo criminal Los Correa y "El Primo", quien tiene alianzas con una fracción de Cárteles Unidos, tras su rompimiento con el Cártel Jalisco.

Infieren que quien ordenó el ataque en camionetas blindadas y clonadas, fue el actual jefe de plazas del CJNG, Edwin Rivera Padilla "El Barbas".

"El Barbas", tras traicionar a su exjefe Eduardo Hernández Vera "Lalo Mantecas", se alió con los líderes máximos de La Familia Michoacana: Johnny y José Alfredo Hurtado Olascoaga, alias "El Pez" y "El Fresa", respectivamente.