Anuncios

La fortuna les sonríe

Alejandro Ramírez Corresponsal

GUADALAJARA, Jal., febrero 11 (EL UNIVERSAL).- Al parecer, las Chivas de Fernando Gago sí son una realidad. Gracias al pundonor de Antonio Briseño y al buen momento por el que atraviesa Víctor Guzmán, el conjunto rojiblanco derrotó (2-1) al FC Juárez.

El Rebaño sumó su cuarto partido consecutivo sin conocer la derrota en el Clausura 2024, luego de empatar con el Tijuana (1-1) y superar al Toluca (3-2) y al Atlético San Luis (0-2). El Pollo fue el encargado de abrir el marcador (33’) en el estadio Akron. El defensa central logró desmarcarse correctamente y apareció completamente solo dentro del área chica para conectar un tiro de esquina bien ejecutado por Roberto Alvarado.

Los Bravos, que estrenaron entrenador en la figura del brasileño Mauricio Barbieri, también sufrieron la fortaleza rojiblanca y se quedaron sin poder generar oportunidades claras de gol en la portería de Raúl Rangel, tanto en la primera parte como en la segunda. La contundencia sigue siendo un punto para mejorar en la escuadra tapatía, ya que suele llegar con peligro, pero termina desperdiciando en la última definición, tal como le pasó al Piojo Alvarado en dos ocasiones y a Cade Cowell, quien volvió a ingresar como revulsivo y, con base en pundonor creó un par ocasiones en el ataque, pero falló frente a Sebastián Jurado.

Pero apareció el capitán del Rebaño, que está viviendo su segundo aire y aprovechó el estar fino frente al marco rival para perforar las redes (74’) del conjunto fronterizo.

Ángel Zaldívar le pondría emoción a los minutos finales al descontar (98’) desde el manchón de penalti. Los dirigidos por Fernando Gago se imponen en la Liga MX, luego de hacerlo en la Liga de Campeones de la Concacaf.