Anuncios

Fernando Gago, sin poner pretextos

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 16 (EL UNIVERSAL).- El último episodio de la trilogía del Clásico Nacional se volvió un partido de ganar o morir para Fernando Gago, luego de los dos primeros enfrentamientos.

Es cierto que Chivas logró quedarse con la victoria (2-3) sobre América en la vuelta de los octavos de la Copa de Campeones de la Concacaf, pero la eliminatoria prácticamente se encontraba sentenciada desde los primeros 90 minutos. Las decisiones tácticas y la paupérrima exhibición en la ida, así como el abultado marcador global (5-3), se combinan para que todos los reflectores sean acaparados por el técnico argentino, quien vuelve a tener otra oportunidad de regalarle una alegría a la afición rojiblanca.

El pastor del Rebaño no dudó en aceptar su responsabilidad al escucharse el silbatazo final en la cancha del Azteca y reconoció que el mérito de sacarse la espina fue completamente de sus futbolistas, pero que todavía queda mucho por demostrar para que se salde la deuda pendiente que Chivas tiene en su propia casa.

Ahora, en el juego por la Jornada 12 del Clausura 2024, no hay pretextos, el joven estratega apenas está por vivir su tercer Clásico Nacional, pero es consciente de que el conjunto rojiblanco ya suma cinco partidos consecutivos (cuatro de Liga MX y uno de Concacaf) sin poder derrotar al América en el Akron, con cuatro derrotas y un empate.

La última victoria del Rebaño en el inmueble tapatío se dio en la ida de los cuartos de final del Guardianes 2020, con uno de los famosos "Chicotazos", pero la racha negativa en fase regular contra la escuadra de Coapa es aún más alarmante. El enfrentamiento de la noche de este sábado no será uno más para Chivas y Gago, ya que intentarán imponerse al América de local por primera vez en siete años, sin contar Liguillas. No hay pretextos.

*7 años tienen las Chivas de Guadalajara sin vencer, en el torneo regular, a las Águilas del América.