Anuncios

La familia imperial de Japón se une a Instagram para intentar volverse más popular entre los jóvenes

Una de las primeras fotos subidas al Instagram oficial de la familia real japonesa
Una de las primeras fotos subidas al Instagram oficial de la familia real japonesa

TOKIO. — La familia imperial de Japón hizo su debut en Instagram el lunes con una avalancha de publicaciones, con la esperanza de deshacerse de su imagen distante y llegar a los más jóvenes en las redes sociales.

La Agencia de la Casa Imperial, a cargo de los asuntos de la familia, publicó 60 fotos y cinco videos que muestran las apariciones públicas del emperador Naruhito y la emperatriz Masako durante los últimos tres meses. Las primeras imágenes y videos los muestran en actitudes muy ceremoniales.

La agencia dijo que quería que el público comprendiera mejor los deberes oficiales de la familia y que se eligió Instagram debido a su popularidad entre los jóvenes.

La familia imperial japonesa se remonta a más de 2600 años. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial el emperador no tiene ningún rol político, pero es una figura simbólica muy importante en Japón, donde es un tabú criticar al monarca.

El lunes por la noche, su cuenta verificada Kunaicho_jp tenía más de 270.000 seguidores.

La primera foto publicada fue de la pareja imperial sentada en un sofá con su hija, la princesa Aiko, de 22 años, todos sonriendo mientras celebraban el día de Año Nuevo. Otras publicaciones también incluyeron reuniones de la pareja imperial con dignatarios extranjeros, incluido el príncipe heredero de Brunei, Haji Al-Muhtadee Billah.

Un vídeo de Naruhito dirigiéndose a sus simpatizantes durante las celebraciones de su cumpleaños el 23 de febrero obtuvo más de 21.000 visitas en menos de un día.

Hasta ahora, las imágenes se limitan a los deberes oficiales de la familia y no incluyen momentos privados o espontáneos. La agencia dijo que estaba considerando agregar actividades de otros miembros de la realeza.

Reacciones

“Es agradable poder ver un poco de sus actividades porque apenas sabemos lo que están haciendo”, dijo Koki Yoneura, un estudiante de 21 años. “Es bueno que parezcan estar un poco más cerca de nosotros”.

Yukino Yoshiura, también estudiante, dijo que estaba emocionada de ver más publicaciones sobre la princesa Aiko. “Aiko-sama tiene una edad cercana a nuestra y acaba de graduarse de la universidad, así que estoy muy feliz de poder ver sus imágenes”, dijo mientras llamaba a la princesa con el respetuoso honorífico “sama”.

Sin embargo, ambos dijeron que no planeaban seguir la cuenta de Instagram de la familia real.

El debut de la familia imperial japonesa en las redes sociales se produce 15 años después de que la familia real británica se uniera a X, anteriormente Twitter, en 2009.

“De hecho, asumí que ya tenían uno. Por eso me sorprende que recién ahora estén haciendo uno”, dijo Daniela Kuthy, una estudiante estadounidense. Dijo que el contenido parecía “muy limpio en materia de relaciones públicas”, pero eso no era necesariamente algo negativo.

El padre de Naruhito, el emperador emérito Akihito, que abdicó del trono en 2019, y su esposa eran populares en su época. Pero actualmente, los fanáticos de la familia real pertenecen en gran medida a generaciones mayores.

Los funcionarios de palacio habían estado considerando utilizar las redes sociales para que más personas se interesaran en la familia y sus actividades. El año pasado, la agencia creó un equipo de expertos para estudiar los efectos del uso de las redes sociales en la familia imperial.

La agencia se había vuelto cautelosa después de que la sobrina del emperador, Mako Komuro, y su marido plebeyo enfrentaran críticas en las redes sociales y en los tabloides, lo que provocó que se retrasara su matrimonio. También se negó a recibir una dote porque el público no celebró plenamente su unión. La ex princesa dijo, en ese momento, que sufrió un trauma psicológico debido a los ataques de los medios, incluidos los que estaban en línea.

Los expertos dicen que las redes sociales podrían ayudar a acercar a la familia real al pueblo y darle a la agencia la capacidad de controlar la narrativa y responder a la desinformación, pero persisten las preocupaciones sobre cómo la monarquía más antigua del mundo puede ser amigable sin perder su nobleza o evitar explosiones.

La cuenta no sigue a nadie ni interactúa con el público. Los usuarios no pueden comentar las publicaciones y solo pueden presionar el botón “Me gusta”.

Quienes quieran enviar mensajes a la familia imperial deben utilizar el sitio web oficial.

Agencias AFP y AP