Anuncios

Escasez de agua puede desatar conflictos sociales, advierten

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- En el marco del Día Internacional del Agua, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alertó que la escasez de agua puede detonar conflictos sociales. En el caso de México, no hay un marco jurídico que regule cuánta agua se puede sacar de acuíferos compartidos con Estados Unidos, advirtió especialista.

Por medio de la Gaceta UNAM, la Máxima Casa de Estudios señaló que México no está exento de problemas relacionados con el agua, tanto con otras naciones como dentro de su territorio. Manuel Perló Cohen, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales, explicó que México tiene un acuerdo del año 1944 con Estados Unidos, que establece cómo se distribuye el agua que viene del Río Colorado.

Una parte se le da a México, pero hay un problema de sequía muy severo, el más serio en cientos de años. "La cuenca del Río Colorado está posiblemente a la mitad de lo que ha sido su flujo histórico", apuntó. "El problema se presenta primero en Estados Unidos, porque hay siete estados de la Unión Americana que comparten las aguas del Colorado y otra parte está destinada a México.

Allá hay un acuerdo del año 1922 que establece las cuotas que le tocan a cada estado y el de 1944 define cuánto le va a tocar a México; pero esto, en el contexto de una sequía extrema, tiene que revisarse", explicó el especialista. Asimismo, detalló que hay un vacío legal en el acuerdo de aguas internacionales, ya que no hay claridad sobre cuánta agua se puede extraer de acuíferos que México comparte con Estados Unidos. "Ese acuerdo de aguas internacionales establece que parte del agua del Río Bravo se distribuirá a Estados Unidos. En cambio, no tenemos un solo acuerdo sobre nuestros acuíferos binacionales: México y Estados Unidos comparten 26 acuíferos a lo largo de todo el territorio de la frontera norte, y no hay un marco jurídico que regule cuánta agua se puede sacar de un lado y cuánta del otro. Es un vacío legal que debe atenderse urgentemente", alertó Perló Cohen.

Por otro lado, el especialista recordó cómo, a principios de los 2000, hubo una guerra por el agua entre el Estado de México y el entonces Distrito Federal. "Durante el periodo de Arturo Montiel frente al gobierno del Estado de México ya se dio una "guerra por el agua", cuando dicha administración decidió demandar en una corte internacional al gobierno del entonces Distrito Federal para resarcir los daños causados por la sobreexplotación del recurso hídrico", explicó el investigador.

La Organización de las Naciones Unidas también alertó sobre posibles conflictos sociales en territorios o zonas en las que el agua escasea, de hecho, el tema central para conmemorar el Día Internacional del Agua, es "Agua por la paz". "Cuando el agua escasea, está contaminada o las personas tienen un acceso desigual o nulo, pueden aumentar las tensiones entre comunidades y países. Más de 3,000 millones de individuos en todo el mundo dependen de la que atraviesa las fronteras nacionales. Sin embargo, sólo 24 países tienen acuerdos de cooperación para todos los recursos hídricos que comparten", explicó la ONU en un comunicado.