Anuncios

Escándalo en Italia por las frases machistas y groseras de un alcalde en plena sesión

El alcalde de Terni, Stefano Bandecchi
El alcalde de Terni, Stefano Bandecchi - Créditos: @Captura

ROMA.- En un fiel reflejo de la decadencia de cierta clase dirigente política, saltó este lunes repentinamente a la fama en Italia Stefano Bandecchi, alcalde de la ciudad de Terni -localidad de poco más de 100.000 almas de la región de Umbría, en el centro del país-, que en una tensa sesión comunal sobre violencia de género se despachó con frases machistas, homófobas y repletas de vulgaridades. “Un hombre normal le mira un buen cu… a una mujer y quizás intenta [levantársela]. Después, si lo logra, se la co… también. Si no lo logra, vuelve a su casa”, aseguró, creando revuelo nacional.

De 62 años y alcalde de Terni desde mediados del año pasado por el partido de centro Alternativa Popular, Bandecchi ya había llamado la atención por frases llenas de groserías y en contra de las mujeres en una entrevista que había concedido en noviembre pasado, tal como le recordó Cinzia Fabrizi, consejera de Hermanos de Italia, el partido de derecha de la primera ministra, Giorgia Meloni.

Tal como puede verse en un video de la sesión del escándalo, que tuvo lugar esta mañana y que dejó inmortalizadas las malas palabras y conceptos homófobos del alcalde, después de las palabras de Fabrizi, que recordó que, en esa entrevista, entre otras cosas, había dicho que “quien nunca traicionó a su novia no es uno normal”, Bandecchi pasó a un contraataque de lo más soez.

“Yo sé que todos los italianos varones me han entendido, al menos los normales, es decir, sanos mentalmente. Y todas las mujeres normales me entendieron. Dicho esto, es verdad que Italia está llena de imbéciles y yo entiendo que para alguien es un problema entender mis palabras, que reivindico en su totalidad, una por una”, comenzó. “Un hombre normal le mira un buen cu… a una mujer y quizás intenta (levantársela). Después, si lo logra, se la co… también. Si no lo logra, en cambio, vuelve a su casa”, disparó. “Ahora, oféndanse todos el cazzo que quieran, pero esta es mi idea”, agregó, altanero.

Con tonos amenazantes hacia los presentes en el aula, fue más allá: “ahora tienen que decidir si votar una enmienda sobre la violencia de género o no; yo pienso lo que se me da la gana: nunca maté a ninguna mujer, nunca le pegué a ninguna mujer y no me consta que haya sido denunciado por ninguna mujer. Si quieren hacer algo sobre la violencia de género, bien. Si no, Alternativa Popular es libre de elegir qué votar: yo voy a votar en contra de esta enmienda porque a mí ustedes no me tienen que enseñar nada, tanto de derecha, como de izquierda. Y reitero que las personas normales han entendido lo que quise decir”, sumó.

Tal como informó la edición online del Corriere della Sera y como puede verse en el video, después hubo protestas, enfrentamientos verbales y todos los consejeros abandonaron el aula. Más tarde, en forma compacta, tanto consejeros de derecha como de izquierda, en un documento salieron a denunciar “las gravísimas declaraciones” del alcalde de Terni. “Más allá del deplorable lenguaje que el alcalde utiliza para sus intervenciones en el aula, estas frases fueron pronunciadas cuando se hablaba de femicidios y tras el gesto de las oposiciones de abandonar la sesión, fuera de micrófono, pero perfectamente audible, nos definió ‘hipócritas de m…’”, acusaron, al pedir su renuncia inmediata.

“Una vez más, el alcalde demuestra total falta de respeto hacia las instituciones y hacia las mujeres, expresando conceptos incoherentes que condenamos con fuerza y que deberían empujarlo a la dimisión”, clamó la Liga, en un comunicado en el que destacó que no era la primera vez que Bandecchi utilizaba semejante lenguaje, lleno de provocaciones y ofensas.

“Lo que Bandecchi reivindica como normal en sus afirmaciones está lejos de ser normal”, le hizo eco el Movimiento Cinco Estrellas, que también pidió su cabeza. “¿Nos damos cuenta de cómo Bandecchi con sus salidas supera continuamente el límite de la decencia ante todo cultural, pero también moral e institucional?”, se preguntaron los representantes del partido del expremier, Giuseppe Conte.

El Partido Democrático, de centoizquierda, se expresó en la misma línea: “cada día Bandecchi parece tocar el fondo de la arrogancia, de la violencia no sólo verbal, de la vulgaridad, del más brutal machismo”, acusaron sus representantes, que también pidieron su salida y reclamaron una intervención de la prefectura y del ministerio del Interior.

Pese a la tormenta, Bandecchi, que era tendencia en X (ex Twitter), no dio marcha atrás. En un video que subió a su Instagram, replicó: “si quieren exiliarme, por favor mándenme a la isla de Elba porque quisiera hacer el mismo camino que Napoleón”.