Anuncios

Erick Sánchez quiere que la afición se vaya muy contenta

Sebastián García, enviado

ARLINGTON, EU., marzo 21 (EL UNIVERSAL).- La noche de este jueves, en el estadio AT&T, la afición mexicana hará sentir su localía en suelo estadounidense, cuando el Tricolor enfrente a Panamá, en las semifinales de la Nations League de la Concacaf.

Recinto que se ha convertido en una segunda casa para los dirigidos por Jaime Lozano.

"Para mí, eso es muy padre, ver que —a pesar de que nos encontramos en Estados Unidos— estamos como locales; ver a mucha gente de nuestro país apoyándonos, un estadio lleno, gente que hace ese sacrificio por estar ahí cerca de nosotros. Me da mucho orgullo y —la verdad— trato de responderles, de dar lo mejor de mí, entregarme siempre, para que ellos se vayan contentos a su casa", declaró Erick Sánchez.

"El Chiquito" podría disputar la titularidad con Luis Romo en el mediocampo de la Selección Mexicana, para acompañar a Edson Álvarez y Luis Chávez, elementos que militan en Europa, en el West Ham y Dínamo de Moscú, respectivamente.

Y ahora que han surgido diversas versiones en contra de procesos anteriores, como el de Gerardo "Tata" Martini, Sánchez destaca la unión del equipo mexicano desde la llegada al banquillo de Lozano.

"Hay un grupo muy unido. Desde que llegó este cuerpo técnico, el grupo se ve muy sano. Es un grupo en el que el ambiente cambió totalmente. Se vio del torneo pasado a la Copa Oro", declaró el volante.