Anuncios

Tras el enojo de Hong Kong contra Lionel Messi, una ciudad china en la que iba a jugar Argentina en marzo canceló el amistoso con Nigeria

El año pasado Argentina jugó contra Australia en Pekín; en esa ciudad está programado el segundo amistoso de la gira de marzo, que por ahora está en pie, frente a Costa de Marfil; el primero fue rechazado por otra ciudad, Hangzhou.
El año pasado Argentina jugó contra Australia en Pekín; en esa ciudad está programado el segundo amistoso de la gira de marzo, que por ahora está en pie, frente a Costa de Marfil; el primero fue rechazado por otra ciudad, Hangzhou. - Créditos: @PEDRO PARDO

Los dos partidos amistosos de la selección argentina en China en marzo están entre signos de interrogación. Ambos tienen confirmados los rivales, Nigeria y Costa de Marfil, y hasta hace unas horas también estaban definidas las sedes: el primero sería en el Olympics Sports Center, de Hangzhou, y el segundo, en el Estadio de los Trabajadores, de Pekín, la capital. Iban a tener lugar el 18 y el 26 de marzo, durante la doble ventana FIFA de ese mes. Sin embargo, y en medio del enojo en parte del continente asiático por la no presentación de Lionel Messi en Hong Kong en la gira de Inter Miami, la oficina de deportes de Hangzhou canceló el primer encuentro.

“Como evento comercial, una empresa negoció con la selección argentina de fútbol para venir a Hangzhou un amistoso en marzo. En vista de las razones actualmente conocidas, las autoridades competentes entienden que las condiciones para la celebración del evento no están dadas y se ha tomado la decisión de cancelar el evento”, reza un comunicado. Entonces, el organizador del encuentro se ve obligado a encontrar otra sede para Argentina vs. Nigeria.

"Sin Messi, reembolso, por favor", expresa la espectadora; Lionel no actuó en Hong Kong y el enojo no se restringe a esa ciudad, sino que se extiende por China. - Créditos: @Louise Delmotte
"Sin Messi, reembolso, por favor", expresa la espectadora; Lionel no actuó en Hong Kong y el enojo no se restringe a esa ciudad, sino que se extiende por China. - Créditos: @Louise Delmotte

Está todo en manos del organizador de China, que debe resolver las sedes, y está con problemas”, dijeron a LA NACION desde AFA. En principio, no hay plan B, en cuanto a sede ni a adversarios. “¿Se van a perder los partidos? La selección tiene todo listo para viajar”, afirmó la fuente. La empresa dueña de los derechos televisivos, TyC Sports, tiene confirmados ambos amistosos en suelo chino. El riesgo, entonces, pasa por lo que pueda hacer el organizador de la gira por tierra asiática. De esa compañía depende el lugar en el que se desarrollarán los dos amistosos. Serán los últimos compromisos del seleccionado antes que dispute la Copa América en junio y julio. De allí su importancia deportiva. Que sean en China agrega un costado comercial. Habrá que ver si el magnetismo de Messi allí se mantiene tras el fiasco de su ausencia en Hong Kong.

“Calculado menosprecio”

El gobierno semiautónomo de Hong Kong pidió explicaciones a los organizadores del amistoso de Inter Miami contra un combinado local, que renunciaron a la financiación pública del acontecimiento pero afirmaron que habían recibido repetidas garantías de que Messi participaría. El rosarino sostuvo que su ausencia en la cancha se había debido a “mala suerte” y que esperaba volver a la ciudad. Pero una alta asesora del gobierno, Regina Ip, replicó que “nunca debería ser autorizado a volver”. “La población de Hong Kong odia a Messi, a Inter Miami y a la mano negra detrás de ellos por el deliberado y calculado menosprecio a Hong Kong”, aseguró en la red social X. “Sus mentiras e hipocresía son repugnantes”, agregó.

Un símbolo del enfado: la figura de Messi luce descabezada en un cartel promocional del amistoso entre Inter Miami y Hong Kong XI, jugado el domingo.
Un símbolo del enfado: la figura de Messi luce descabezada en un cartel promocional del amistoso entre Inter Miami y Hong Kong XI, jugado el domingo. - Créditos: @Louise Delmotte / AP

Desde el territorio “continental” del país viajaron muchos aficionados para el amistoso, y Messi fue tendencia durante toda la semana en la red social china Weibo. Una publicación en la que el argentino lamentaba no haber podido jugar recibió una cascada de comentarios sarcásticos y memes. Algunos mostraban al número 10 con indumentaria de los soldados imperiales de Japón, en referencia a la participación del astro en el siguiente partido, en Tokio contra Vissel Kobe. “Messi es muy antipático y arrogante, lo cual es realmente molesto”, dijo un usuario.

La cuestión es sensible. La actriz hongkonesa Samantha Ko Hoi-ling pidió disculpas en la plataforma después de declarar a los medios locales que entendía la ausencia de Messi en Hong Kong. Hu Xijin, un destacado editorialista nacionalista, llamó a los internautas a expresar críticas “comedidas para no elevar su estatus”. “Ni que una manifestación suya desidiosa pudiera afectar a nuestra gran nación y herir los sentimientos de toda nuestra sociedad”, calibró.

Una gira negativa

Desde el primer partido de la gira de Inter Miami, Messi actuó durante 238 minutos, distribuidos en cinco partidos: 45 contra El Salvador (0-0); 64 ante Dallas (0-1), 88 frente a Al-Hilal (3-4), 7 contra Al-Nassr (0-6) y los 34 de este miércoles frente al monarca japonés, Vissel Kobe (0-0, y 3-4 en la resolución por penales). En medio, su no comparecencia en Hong Kong en la única victoria en la pretemporada: 4-1 a Hong Kong XI. En total, la superestrella promedió 39 minutos por encuentro. Ni siquiera medio partido. Demasiado poco para una gira que pretendía instalar en el mundo la marca del equipo rosa. Quizás no para un futbolista de 36 años que venía de casi dos meses de vacaciones: su último partido oficial data del 21 de noviembre, ante Brasil en Río de Janeiro.

Messi protagonizó el último tercio del amistoso del miércoles con Vissel Kobe, el último de una gira problemática, y no participó en la definición por penales.
Messi protagonizó el último tercio del amistoso del miércoles con Vissel Kobe, el último de una gira problemática, y no participó en la definición por penales. - Créditos: @Eugene Hoshiko

En lo deportivo, la pretemporada no le deja ninguna conclusión positiva al DT Gerardo Martino. Más allá de lo que haya facturado la tesorería y del marketing detrás de cada presentación, Inter Miami se pareció más a Lionel Messi FC que a una franquicia que tuviera aspiraciones de ser competitiva en la temporada que está por comenzar. Y eso que tendrá cuádruple competencia: Major League Soccer, Concachampions, US Open Cup y Leagues Cup. Consumir las energías de una columna vertebral que supera los 30 años (los 36 de Messi, los 37 de Luis Suárez, los 35 de Busquets y los 34 de Jordi Alba) no parece ser la mejor estrategia para un conjunto que puede llegar a afrontar 66 partidos entre febrero y diciembre. El tiempo dirá.