Anuncios

Empieza el diálogo nacional inclusivo de Gabón tras el golpe de Estado del pasado agosto

Libreville, 2 abr (EFE).- Gabón inauguró este martes el diálogo nacional inclusivo anunciado el pasado mes de septiembre por las autoridades de transición, un paso más para el retorno de un Gobierno civil al país tras el golpe de Estado del 30 de agosto de 2023.

Cerca de 600 delegados nombrados por el presidente de transición y líder de la junta golpista, el general Brice Oligui Nguema, participarán en las conversaciones, que arrancaron con una ceremonia en el Palacio de Deportes de la capital, Libreville, antes de iniciar sus trabajos el miércoles.

Con vistas al diálogo, que durará todo el mes de abril, se han recogido, según las autoridades, más de 38.000 propuestas presentadas por la población desde el pasado octubre.

"Es crucial para la transición unificar todas las voces gabonesas para que nuestra futura Constitución capte la diversidad y las aspiraciones del pueblo", dijo la pasada semana en una rueda de prensa el coronel Ulrich Manfoumbi, portavoz de la junta, conocida como el Comité para la Transición y la Restauración de las Instituciones (CTRI).

Lo cierto es, sin embargo, que los resultados del diálogo no son vinculantes y servirán sólo como recomendaciones para las siguientes fases de la transición, cuyo cronograma prevé un referéndum para aprobar una nueva Constitución entre los próximos meses de noviembre y diciembre y la celebración de elecciones presidenciales y legislativas en agosto de 2025.

Entre los participantes se encuentran decenas de militares de la junta golpista, así como miembros de las autoridades de transición -Gobierno, Asamblea Nacional (Cámara baja) y Senado (Cámara alta)-, representantes regionales y delegados de partidos políticos, incluido el Partido Democrático Gabonés (DPG), del derrocado presidente Ali Bongo.

También acudirán a la reunión representantes de la sociedad civil, desde la patronal hasta los sindicatos, pasando por el sector educativo, o las personas con discapacidad.

Parte de la oposición, no obstante, ha rechazado el diálogo, al denunciar que los golpistas han seleccionado a personas favorables a la junta y dejado fuera a importantes líderes políticos que se oponen a ella.

Las conversaciones empezarán después de que el pasado 9 de marzo los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Económica de Estados de África Central (CEEAC) decidieran levantar las sanciones impuestas contra Gabón tras el golpe.

Tras la asonada, este bloque de once países (Burundi, Camerún, República Centroafricana, Chad, República del Congo, Guinea Ecuatorial, Gabón, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, República Democrática del Congo y Angola) suspendió la membresía de Gabón y dio a la junta militar un ultimátum de un año para restaurar el "orden constitucional".

La golpistas tomaron el poder el pasado 30 de agosto, pocos minutos después de que las autoridades electorales gabonesas anunciasen la victoria del presidente depuesto en los controvertidos comicios de ese mes.

Los militares -como la oposición- aseguraron entonces que las elecciones no fueron transparentes, creíbles ni inclusivas, y acusaron al Ejecutivo de gobernar "irresponsable e impredeciblemente", deteriorando así la "cohesión social".

La familia de Ali Bongo -que se convirtió en presidente después de la muerte de su padre, Omar Bongo, en España en 2009- ha estado en el poder desde 1967.

Con su derrocamiento, Gabón se sumó a la lista de países que han tenido golpes exitosos en los últimos tres años en África, incluyendo Mali (agosto de 2020 y mayo de 2021), Guinea-Conakri (septiembre de 2021), Sudán (octubre de 2021), Burkina Faso (enero y septiembre de 2022) y Níger (julio de 2023).

(c) Agencia EFE