Anuncios

El show de Messi sacude EEUU con golazo de película en la final Nashville SC vs Inter Miami

Lionel Messi festeja su gol contra Nashville. (CHANDAN KHANNA/AFP via Getty Images)
Lionel Messi festeja su gol contra Nashville. (CHANDAN KHANNA/AFP via Getty Images) (CHANDAN KHANNA via Getty Images)

Y el de siempre lo hizo de nuevo. Lionel Messi ha firmado una Leagues Cup de ensueño. Un golazo de su sello personal abrió el marcador en el partido entre el Inter Miami y Nashville SC. La jugada del Inter, que parecía fracasar, encontró una solución inesperada en los pies de Messi, que con un amague dejó en el camino a Walker Zimmerman. El resto fue el disparo con efecto que ha deslumbrado al mundo desde hace dos décadas.

La puso donde quiso, como para darle confianza a su equipo en esta final que ratifica su extraordinario momento: diez goles en el torneo, concretamente en siete partidos. Números de locura para el fichaje estelar, a nivel actual e histórico, de la Major League Soccer. Messi cada vez encuentra más socios que entienden su forma de jugar. Taylor y Cremaschi le han devuelto la sonrisa al astro rosarino. Él deslumbra y sus rivales lo padecen, porque no hay forma de pararlo y menos cuando dispone de todo su talento para inventarse un gol de antología y, lo mejor de todo para él, hacerlo ver como si fuera algo sencillo. Todo con apenas 23 minutos de juego.

Pero llegó la reacción de Nashville para arruinar una fiesta que parecía perfecta, ya pintada de rosa y negro. Le había faltado decisión al cuadro local para buscar el gol, en un partido con pocos espacios y mucho juego en el mediocampo. Pero en un tiro de esquina encontraron lo que tanto necesitaban para emparejar los cartones. En un principio, se pensó que el gol de obra de Fafá Picault, pero la MLS acreditó el tanto como autogol de Drake Callender, portero del Inter Miami.

La pelota rebotó de último momento en Callender y se incrustó en las redes para poner un 1-1 de suspenso. Los avances al espacio de Hany Mukhtar fueron la principal arma de Nashville SC durante el segundo tiempo, pero cada intento se topó con las ganas de revancha de un Callander que no se dejó caer por el gol en contra.

Y vaya que encontró la revancha del mejor modo: en la tanda de penales. Cuando el marcador iba 9-9, con un fallo para cada bando, Callender anotó su tiro y detuvo el de Panicco, para darle al Inter Miami su primer título como equipo, y a Messi un debut triunfal en su nueva aventura por la Major League Soccer.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Conductor de camión ignora la advertencia y es tragado por un enorme socavón en Tijuana.