Anuncios

“Desvían la atención”: dura respuesta de comunidades mapuches tras la acusación de Torres por el incendio en Los Alerces

29 Conferencia Industrial; Unión Industrial Argentina; Ignacio Torres gobernador electo de Chubut
29 Conferencia Industrial; Unión Industrial Argentina; Ignacio Torres gobernador electo de Chubut - Créditos: @Mauro Alfieri

SAN CARLOS DE BARILOCHE.– Luego de que el gobernador chubutense, Ignacio Torres, responsabilizara a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) por el incendio que sigue fuera de control en el Parque Nacional Los Alerceslleva una semana activo y consumidas más de 2474 hectáreas de bosque nativo–, diversas comunidades mapuches salieron a repudiar sus dichos y advirtieron sobre la violencia racista que generan.

Sobre el pueblo mapuche históricamente se ha construido la imagen de la violencia: invasor, asesino y ahora terrorista, negando su preexistencia al Estado. Este discurso ha sido utilizado para avalar la violencia estatal, que hace 145 años ocupó el territorio de la Patagonia, luego de la campaña genocida. En la actualidad la defensa del territorio por parte de las comunidades mapuche tehuelche frente al extractivismo salvaje es catalogada como terrorismo. Este argumento pretende ser utilizado para enviar nuevamente al Ejército al territorio”, señalaron desde la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro.

Por tierra y por aire, continúa el combate del fuego en el Parque Nacional Los Alerces
Por tierra y por aire, continúa el combate del fuego en el Parque Nacional Los Alerces

Y agregaron: “En este discurso anti-mapuche, el gobernador se arroga el derecho de reconocer quién es mapuche y quién no, algo claramente contrario a derecho. Años atrás éramos quienes poníamos en amenaza la soberanía argentina, ¿hoy somos quienes incendiamos nuestro propio territorio? El gobernador expresa que la intencionalidad de los incendios y la responsabilidad del pueblo mapuche tehuelche están dadas porque detrás de cada conflicto comunitario hay un negocio inmobiliario de tierras. Es ilógico, no somos nosotros quienes negociamos el territorio con empresarios extranjeros. No somos nosotros los invasores. No somos nosotros quienes provocamos los incendios de nuestro propio territorio”.

Pocas horas después de que se desatara el incendio en el Parque Nacional Los Alerces, Torres le atribuyó el fuego a la RAM. “La RAM son unos chantas, tienen de mapuche lo que yo puedo tener de sirio libanés. Son delincuentes que tienen un negocio inmobiliario y que hacen estas cosas. El problema no son los pueblos originarios, el problema son estos delincuentes que bajo falsas banderas toman tierras; es momento de ponerle un parate definitivo”, dijo.

A su vez, el mandatario puso el foco en una toma que la comunidad mapuche Paillako mantiene desde diciembre de 2020 en una seccional de esa área protegida. “En este momento hay una toma en el parque, que es un delito, más allá de que tenga o no que ver con el incendio”, afirmó el gobernador chubutense.

La ocupación de la seccional El Maitenal originó un proceso judicial que tiene como imputados a dos miembros de la comunidad Paillako. Uno de ellos es Cruz Cárdenas, al que algunos dueños de viviendas que se quemaron en otros incendios dentro del parque nacional señalan como “autor intelectual” de los focos.

El incendio lleva una semana activo y consumidas más de 2474 hectáreas de bosque nativo
El incendio lleva una semana activo y consumidas más de 2474 hectáreas de bosque nativo

Esa causa por usurpación fue elevada a juicio y está a la espera de fecha. En diálogo con LA NACION, Laura Taffetani, abogada de la causa Paillako, cuenta que se trata de un caso “bastante particular porque, en realidad, muchos de los integrantes de la comunidad Paillako son hijos de las familias llamadas pobladoras, que se asentaron allí antes de la creación de Parques en la década de 1930″. Uno de ellos, Cruz Cárdenas, fue guardaparques.

Taffetani, que es secretaria general de la Gremial de Abogados de la República Argentina, agrega que muchos hijos de pobladores del área protegida iniciaron un proceso de recuperación de identidad mapuche: “Está hecha la pericia antropológica, con la raigambre mapuche. Pero ese proceso fue muy mal tomado por Parques y los propios compañeros de esos chicos. Hubo incluso situaciones de bullying, no les permitían hacer ceremonias. Entonces, ellos decidieron armar la comunidad en el lugar. En estos años, se generaron instancias de diálogo, pero no se cristalizaron en acuerdos. Y en paralelo avanzó el proceso por la usurpación de la seccional”.

La abogada recordó que el verano pasado, el por entonces ministro de Ambiente Juan Cabandié también responsabilizó a Cruz Cárdenas por los incendios en Los Alerces: “Lo cierto es que, igual que ahora Torres, nunca hubo denuncias concretas. Son salidas en las que desvían la atención, además de fomentar una actitud racista, para no hablar del verdadero problema, sean cuales sean las causas de los incendios forestales”.

Según indicó Taffetani, “al hablar de terrorismo, no se permite defensa alguna, es un término que deslegitima al máximo”. Y añadió: “Lo de la RAM ya pasó por la Justicia y quedó demostrado que no existe, que es un invento. En la Argentina, la realidad de los pueblos originarios es diferente de la que se da en Chile, donde han desarrollado otro tipo de lucha. Además, ¿de dónde lo sacaron? No hay ninguna prueba, es porque se les ocurre”.

“Lucha histórica”

En tanto, desde la comunidad Paillako afirmaron: “Queremos dejar en claro que el pueblo mapuche lleva una lucha histórica en defensa de la ñuke mapu, los bosques son una parte esencial de nuestro itrofil mongen (biodiversidad) y nunca le haríamos daño”. También repudiaron lo que consideran un intento de Torres por “dividir a nuestro pueblo intentando instaurar una vez más la idea de ‘mapuches buenos y malos’”.

En la misma línea, los miembros de la comunidad Pillañ Mawiza realizaron una conferencia de prensa en la que repudiaron las declaraciones de Torres. La weychafe (guerrera) y activista mapuche Moira Millán, que pertenece a ese lof, afirmó que “el gobernador está distrayendo el foco de dónde se origina el crimen del terricidio en el Parque Nacional Los Alerces”.

Por el nuevo incendio en el Parque Nacional Los Alerces, el gobernador apuntó a la RAM
Por el nuevo incendio en el Parque Nacional Los Alerces, el gobernador apuntó a la RAM

Millán señaló que la acusación del gobernador chubutense “es un disparate y esos dichos representan un peligro, tienen una clara connotación racista, sin preguntarse quiénes son los que se benefician con los incendios. ¿Quién se beneficia con los incendios? Es obvio que el pueblo mapuche no”.

En tanto, desde el Movimiento de Mujeres y Diversidades Indígenas por el Buen Vivir denunciaron una “operación mediática en contra de Moira Millán, acusándola de ser la nueva jefa de la RAM”. Advirtieron que “necesitan un enemigo interno para justificar el odio y el despojo territorial contra la población mapuche, y también hacia la no mapuche que acompaña la lucha por la recuperación de la tierra robada y contra el terricidio”.

Desde las distintas comunidades mapuche vienen señalando que, detrás de los múltiples incendios que se produjeron en los últimos años en el parque Los Alerces y en otras zonas de la Patagonia, existen intereses empresariales. “Sabemos de los intereses extractivistas que, por ejemplo, lleva el magnate terrateniente Lewis dentro del parque nacional. Hace algunas semanas anunciaron la construcción de una represa hidroeléctrica, entre otros intereses inmobiliarios que existen justo por la zona en donde comenzó el incendio”, indicaron desde la comunidad Paillako.

Consultados sobre la dura respuesta que causaron las palabras de Torres, voceros del gobernador recordaron la aclaración ya realizada por el mandatario, quien señaló que fue “claro a la hora de hablar” y agregó que no generalizó: “Hay que separar los pueblos originarios de los delincuentes que no están legalmente constituidos, como es el caso de la toma en el Parque, que no tiene nada que ver con los pueblos originarios”. En relación a esto, afirmó que “se embanderan falsamente en un reclamo que es legítimo”.