Anuncios

Denuncia ante INE a "Alito" por violencia política de género

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (EL UNIVERSAL).- La diputada federal del PRI, Montserrat Alicia Arcos Velázquez, presentó una denuncia ante el INE contra el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, por violencia política de género.

En conferencia de prensa, al interior del Palacio Legislativo de San Lázaro, la legisladora señaló a su líder por explotación, moches y corrupción.

Explicó que en noviembre pasado, siendo presidenta del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI), Moreno Cárdenas le pidió, a través de la secretaría de Finanzas, modificar su programa de capacitación que ofrecía con universidades de prestigio como la UNAM y la ITAM, por uno digital con un proveedor "patito" para reducir los costos en 50%, para que el partido pudiera quedarse con 32 millones de pesos.

"Inició como un asunto de explotación, de moches y corrupción del cual me quisieron hacer parte. Yo me negué, motivo por el cual a partir de esa fecha he vivido una serie de situaciones que lamento mucho, que no pensé jamás tener que vivir. Tengo 20 años de militancia en el partido, jamás he traicionado, nunca he dejado de trabajar por los ideales de nuestro partido", declaró.

La legisladora dijo que, ante su negativa, Alejandro Moreno y el secretario de Finanzas, Gerardo Gutiérrez Arroyo, comenzaron a acosarla, intimidarla y vetarla de las reuniones oficiales.

"Primero fui abordada por el secretario de Finanzas con la finalidad de requerirme que el recurso, al no tener una respuesta positiva de mi parte yo busqué hablar con el dirigente de mi partido, tampoco me recibió, y pasados los días la Secretaría de Finanzas decidió utilizar los recursos bajo el esquema y con el proveedor que me habían propuesto, algo que es completamente ilegal", detalló.

La diputada agregó que en diciembre, la dirigencia nacional del PRI convocó a una reunión del ONMPRI "que me tocaba presidir, pero no me convocaron": "Ahí nos enteramos vía redes sociales que le habían tomado protesta a otra persona, y yo no he recibido notificación alguna".

Montserrat Arcos dijo que por el momento no piensa renunciar al Revolucionario Institucional ni cambiarse a otro instituto, pero insistió en que seguirá denunciando públicamente la violencia de género.