Anuncios

Qué días no se puede comer carne durante Semana Santa 2024

Tanto el pollo como la carne y los huevos no se recomiendan a los fieles católicos en el Viernes Santo
Tanto el pollo como la carne y los huevos no se recomiendan a los fieles católicos en el Viernes Santo

La Iglesia Católica dispone a sus fieles qué días no se puede comer carne roja o blanca en Semana Santa, como una manera de hacer una penitencia en este período, que conmemora la tradición bíblica acerca de los últimos días de Jesús en la Tierra.

Detrás de esta abstinencia existen razones simbólicas asociadas con la Cuaresma, el período de 40 días que comienza en el Miércoles de Ceniza —el día en que termina el Carnaval— y sirve como una preparación espiritual para el domingo de Pascua, que culmina la Semana Santa festejando la resurrección de Cristo.

En la Semana Santa la Iglesia exhorta a sus fieles a no consumir carne blanca, roja o huevos durante el Viernes Santo; como alternativa, se recomienda el pescado
En la Semana Santa la Iglesia exhorta a sus fieles a no consumir carne blanca, roja o huevos durante el Viernes Santo; como alternativa, se recomienda el pescado

Como se dijo, toda la Semana Santa, que comenzará con el Domingo de Ramos el 24 de marzo, relata distintos episodios de los últimos días de Jesús en la Tierra. Una de sus fechas más importantes es el Viernes Santo, el próximo 29 de marzo, cuando la tradición se detiene en el episodio de la crucifixión y muerte de Jesús.

Al tratarse de una jornada de penitencia, surgió el mandato de no comer carne en este día, como una manera de unificar el ritual para todos los fieles. De hecho, la Iglesia aconseja esta abstinencia, que abarca a las carnes rojas y blancas, a todos los viernes de la Cuaresma. Además, en esta fecha también se exhorta a los fieles a realizar ayuno, que la Iglesia define como “una comida más dos comidas pequeñas que sumadas no sobrepasen la comida principal en cantidad”.

La ley de la abstinencia católica obliga a los que han cumplido 14 años a realizar esta práctica; la del ayuno, en cambio, abarca a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido 59 años.

Es por esto que el Viernes Santo muchas personas eligen comer pescado, y distintas recetas de las más tradicionales de esta fecha están atravesadas por este ingrediente, como las empanadas de vigilia, que tienen atún, las rabas o la tortilla de camarones.

Las rabas son uno de los platos más consumidos en Semana Santa
Las rabas son uno de los platos más consumidos en Semana Santa - Créditos: @Shutterstock

Por qué no se come carne en Semana Santa

El origen bíblico de esta práctica se puede encontrar en versículos como Mateo 9:15, donde Jesús dice a sus discípulos: “¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán”.

El derecho canónico fijó esta práctica en distintos puntos de su doctrina religiosa: “Todos los fieles, cada uno a su modo, están obligados por ley divina a hacer penitencia; sin embargo, para que todos se unan en alguna práctica común de penitencia, se han fijado unos días penitenciales, en los que se dediquen los fieles de manera especial a la oración, realicen obras de piedad y de caridad y se nieguen a sí mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y, sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia, a tenor de los cánones que siguen”, como define el canon 1249 de la ley evangélica.

Qué días de Semana Santa son feriados

La Semana Santa se caracteriza por contar con un feriado y un día no laborable. Además, este año a los francos de jueves y viernes se suman los feriados de lunes y martes, lo que conforman un fin de semana extralargo de seis días.

En la Semana Santa, el Jueves Santo es día no laborable y el Viernes Santo es feriado
En la Semana Santa, el Jueves Santo es día no laborable y el Viernes Santo es feriado

El Jueves Santo es un día no laborable, en el que el empleador tiene la potestad de dar o no el asueto. En caso de no concederlo, tampoco tendrá la obligación de abonar el doble por la jornada.

En cambio, el Viernes Santo es feriado nacional. Por su estatus en el calendario oficial, la mayoría de las personas no tendrán que trabajar, y quienes sean convocados a sus puestos van a tener derecho a cobrar el doble de paga diaria.