Anuncios

Cuba condena la ofensiva de Israel en Rafah y pide "detener exterminio" de palestinos

La Habana, 12 feb (EFE).- Cuba condenó este lunes la ofensiva de Israel en la ciudad de Rafah, al sur de la Franja de Gaza y donde viven unos 1,4 millones de desplazados, y aseguró que ésta "desoye" los "llamados de comunidad internacional".

En un mensaje publicado en la red social X, el canciller insular, Bruno Rodríguez, cargó contra la campaña israelí al tiempo que pidió "detener exterminio de pueblo palestino".

"[El] bombardeo de 1,4 millones personas hacinadas en 55 kilómetros cuadrados constituye nueva prueba del genocidio israelí en Gaza", censuró el ministro de Exteriores cubano.

El fin de semana, el Gobierno israelí aseguró que planea expandir su ofensiva terrestre en la ciudad, fronteriza con Egipto.

Desde el pasado 8 de febrero se han constatado numerosos ataques por aire de las fuerzas israelíes sobre varios edificios residenciales en Rafah, así como sobre una guardería, causando decenas de muertos, muchos de ellos desplazados desde otras zonas de la Franja, según informó la ONU.

Israel rescató con vida la madrugada del lunes a dos rehenes que estaban cautivos en un edificio en el corazón de Rafah entre intensos bombardeos que mataron a decenas de gazatíes.

Los rehenes son los argentino-israelíes Fernando Simón Marman, de 61 años, y Norberto Luis Har, de 70, cuñados entre ellos y ambos secuestrados junto con otros familiares en el kibutz Nir Yitzhak, cercano al enclave, el 7 de octubre.

El Foro de Familias de Rehenes y Desaparecidos celebró el rescate de los dos cautivos, aunque alertó de nuevo al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de "que se acaba el tiempo para los rehenes que siguen retenidos en manos de Hamás", mientras presionan para que se negocie un nuevo acuerdo de tregua que permita su liberación.

Unas 164 personas murieron y otras 200 resultaron heridas por ataques israelíes en varios puntos de Gaza durante las últimas 24 horas, informó este lunes el Ministerio de Sanidad del enclave, controlado por el grupo islamista Hamás.

(c) Agencia EFE