Anuncios

La cooperación franco-española, clave en una operación contra las bandas de Marsella

París, 22 ene (EFE).- La cooperación entre la policía francesa y los Mossos d'Esquadra fue clave para la detención de los cuatro presuntos responsables de un doble asesinato cometido en mayo de 2023 en Salou en el marco de una guerra entre bandas ligadas al narcotráfico en Marsella.

Así lo pusieron de manifiesto este lunes en una conferencia de prensa el fiscal de Marsella, Nicolas Bessone, y el subjefe de la Comisaría General de Investigación Criminal de los Mossos, Juan Carlos Granja Figueras, durante una rueda de prensa que tuvo lugar en esa ciudad francesa.

Esa cooperación "es el futuro" y "la clave" para la lucha contra el crimen organizado, indicó Bessone, que destacó el gran trabajo que derivó en la detención de trece personas, la mayor parte de ellas la semana pasada, en relación con el crimen de Salou, entre ellas los cuatro presuntos autores materiales.

"Estimamos que hemos procesado a los cuatro miembros del comando autor del asesinato de Salou", aseguró este lunes el fiscal, que precisó que los trece arrestados tienen entre 19 y 55 años, aunque la mayor parte de ellos están entre los 20 y los 25.

Como novedad, Bessone señaló que hay ocho mujeres entre los detenidos y que todos ellos son sospechosos de pertenecer al grupo "DZ Mafia", rival en las guerras internas entre bandas del clan "Yoda", al que pertenecían las dos víctimas.

Todo eso pone en evidencia la juventud y la "feminización" de las organizaciones del crimen organizado, fenómeno que consideró "novedoso".

Los cuatro miembros del comando que cometió el crimen, además de una mujer que sirvió de gancho para su comisión y que también estaba en Salou, han ingresado en prisión preventiva, mientras que el resto, considerados cómplices, están en libertad vigilada.

Entre estos últimos se encuentran tres mujeres que contribuyeron a la fuga de tres de los miembros del comando y la persona que les proporcionó el apartamento en el que se refugiaron en el sur de Francia.

El fiscal insistió en la "excelente cooperación entre la policía francesa y los Mossos d'Esquadra" y aseguró que tiene que continuar porque, dijo, "Cataluña puede servir de retaguardia para las bandas marsellesas" que, como demuestra el doble asesinato de Salou, "pueden cometer crímenes en otros territorios".

"Los criminales no se detienen en la frontera de los Pirineos", señaló Bessone, que avisó de que si no se profundiza en esa cooperación se acumulará "un retraso" con respecto a las organizaciones criminales.

La investigación se puso en marcha inmediatamente después del asesinato de dos hombres el 3 de mayo de 2023 frente a un hotel de Salou, acribillados por unos desconocidos que se dieron a la fuga en un vehículo que había sido robado en Marsella.

Un perímetro de vigilancia permitió localizar el coche en el que habían huido en un área de servicio de la autopista AP7, en dirección a Francia y detener a uno de los integrantes del comando que acababa de prenderle fuego.

En su interior se encontraron dos armas de fuego cortas, una de guerra larga y dos granadas de mano.

Las pesquisas llevaron enseguida a Marsella. Se abrió una línea de cooperación entre la policía francesa y los Mossos d'Esquadra que condujeron, en el marco de Eurojust, a la constitución de un equipo conjunto de investigación el 26 de julio.

Durante ocho meses, agentes de ambos lados de la frontera mantuvieron reuniones operativas e intercambiaron información que dieron sus frutos con la identificación de los autores materiales del doble asesinato y de sus cómplices.

El fiscal de Marsella, que hace un año declaró una guerra contra las bandas de narcotraficantes que llevan mucho tiempo gangrenando la segunda ciudad de Francia, afirmó que la operación de Salou marca "un antes y un después".

Por un lado, ese doble crimen "muestra la capacidad de estas organizaciones (criminales) para montar un comando de forma rápida, proyectarse en el extranjero y asesinar a miembros eminentes del clan adverso".

Hasta entonces, señaló, las víctimas de esos reglamentos de cuentas eran solo delincuentes de poca monta.

Además, el doble crimen de Salou ilustra, según el fiscal, la superioridad de DZ Mafia sobre Yoda.

Pero para Bessone con esta operación se ha dado un golpe efectivo a esa marca, que se ha traducido en un descenso de la criminalidad ligada al narcotráfico en Marsella.

"Hasta el otoño pasado se registraban dos o tres asesinatos por semana (en la ciudad). Desde los primeros arrestos en esta operación hemos constatado que se ha pasado a dos asesinatos en septiembre y en lo que va de 2024 ninguno", dijo.

Aunque admitió que eso puede ser el fruto de la hegemonía de una sola organización frente a la otra, señaló que en su opinión se trata del fruto efectivo del trabajo iniciado para combatir a estas organizaciones por parte de sus servicios. EFE

(c) Agencia EFE