Anuncios

Constructora resarcirá los daños materiales

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (EL UNIVERSAL).- La empresa constructora italiana Rizzan resarcirá los daños materiales ocasionados tras la caída de una dovela de 90 toneladas de concreto que era montada como parte de los trabajos del Tren Interurbano México-Toluca, informó el secretario de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina.

La pieza cayó sobre una camioneta y un taxi. "Ya se habló con los propietarios, ya está en contacto la empresa para resarcir los daños materiales", aseguró.

Explicó que se harán los peritajes pertinentes para determinar si la falla de la grúa que transportaba la dovela fue por causa de operación o del equipo.

Indicó que en caso de determinar el montaje y desmontaje de las dovelas y la fabricación de una nueva pieza, se estima que los trabajos duren cerca de tres semanas y no afectará en el tiempo estimado para finalizar la obra civil, entre los meses de mayo o junio.

El incidente ocurrió en el apoyo 18 ubicado en el frente de obra Minas de Arena, cuando la pieza de concreto era transportada sobre el viaducto para ser montada en el tramo cercano a la presa Tacubaya.