Anuncios

Como los buenos vinos: A sus 46 años, Tom Brady bajó su tiempo de las 40 yardas en el NFL Scouting Combine

A sus 46 años de edad, Tom Brady, ex quarterback de los New Engand Patriots y Tampa Bay Buccaneers, mejoró su registro en la prueba de 40 yardas del Scouting Combine, cuando tenía 22 años de edad. (Foto: Ezra Shaw/Getty Images)
A sus 46 años de edad, Tom Brady, ex quarterback de los New Engand Patriots y Tampa Bay Buccaneers, mejoró su registro en la prueba de 40 yardas del Scouting Combine, cuando tenía 22 años de edad. (Foto: Ezra Shaw/Getty Images)

Tom Brady sigue desafiando las leyes de la edad. A sus 46 años, el ex quarterback de los New England Patriots y Tampa Bay Buccaneers corrió las 40 yardas, tal y como lo hizo en el Scouting Combine. Lo sorprendente es que bajó su tiempo, con relación a lo logrado a los 22 años de edad.

En esta ocasión, Brady detuvo el reloj en 5.12 y 5.18 segundos en sus dos intentos, en comparación con los 5.28 segundos que le tomó recorrer la distancia cuando salió de la Universidad de Michigan hace 24 años. El siete veces campeón se sacó de algún “la espinita” que llevaba clavada desde entonces.

Brady y su prueba poco ideal

Hasta la fecha, es común ver videos e imágenes de Tom Brady durante el Combine, y no necesariamente porque haya roto los cronómetros o fuera el mayor ejemplo de habilidad atlética.

Brady era en ese entonces un muchacho muy delgado y su desempeño en las 40 yardas y más pruebas no auguraban una larga estadía en la NFL. En parte, fue por eso que caería hasta la selección 199, en la sexta ronda del Draft.

Seis quarterbacks fueron seleccionados antes del producto de la Universidad de Michigan, y aunque Chad Pennington y Marc Bulger tuvieron buenas -mas no espectaculares- trayectorias como profesionales, Giovanni Carmazzi, Chris Redman, Tee Martin y Spergon Wynn nunca pasaron de ser suplentes en sus respectivos equipos.

En el campo fue mejor de lo que se esperaba

Como profesional, Brady superó las expectativas, en parte gracias a su disciplina y ética de trabajo, que le permitieron mantenerse en forma durante más de 20 años, incluso tras una lesión de rodilla severa en 2008.

Después de una mala actuación en el Scouting Combine, Tom Brady gozó de una carrera de más de 20 años con los New England Patriots y Tampa Bay Buccaneers. (Foto: Matt Stone/MediaNews Group/Boston Herald via Getty Images)
Después de una mala actuación en el Scouting Combine, Tom Brady gozó de una carrera de más de 20 años con los New England Patriots y Tampa Bay Buccaneers. (Foto: Matt Stone/MediaNews Group/Boston Herald via Getty Images)

TB12 además tuvo una de las carreras más largas en la historia de la NFL, y seguramente la más exitosa. Nada mal para un jugador que en algún momento era el séptimo quarterback en el escalafón de los Michigan Wolverines y tuvo números modestos en sus dos años como titular en el futbol universitario.

Muestra de su desarrollo atlético como profesional, con las mil 123 yardas por tierra que sumó a lo largo de su carrera profesional. Claro, mejorar el registro previo a su temporada de novato en las 40 yardas a los 46 años de edad es muestra suficiente de su mejoría.

El siempre polémico Scouting Combine

Si bien es cierto que Tom Brady no aparecía entre los grandes prospectos del 2000, su actuación en el Scouting Combine no le ayudó. El Combine es una serie de pruebas realizadas cada año en Indianapolis, en las que los prospectos colegiales más importantes realizan ejercicios para mostar su habilidad atletica ante buscadores de talento de la NFL.

Para algunos equipos y buscadores de talento, las pruebas representan un parámetro importante en la selección de jugadores en el Draft. Sin embargo, es importante proyectar cómo se traduce lo visto en las pruebas al campo de futbol, y no siempre se refleja adecuadamente.

Algunos jugadores han sorprendido con las mediciones durante las pruebas y las han convertido en una alta selección en el Draft, pero una vez en el campo no han rendido lo que se esperaba.

Gabriel Murphy, linebacker de UCLA, realiza un ejercicio durante el Scouting Combine. (AP Foto/Darron Cummings)
Gabriel Murphy, linebacker de UCLA, realiza un ejercicio durante el Scouting Combine. (AP Foto/Darron Cummings)

Ejemplos de esto son Darrius Heyward-Bey (2009, Las Vegas Raiders), Vernon Gholston (2008, New York Jets), Aaron Maybin (2009, Buffalo Bills), Tony Mandarich, (1989, Green Bay Packers) y John Ross (2017, New York Giants). Mike Mamula (1995, Philadelphia Eagles) tuvo una carrera decente, pero quedó también por debajo de lo esperado tras su participación en el Combine, donde batió numerosos récords.

Por el contrario, Drew Brees (2001, San Diego Chargers), Zach Miller (Raiders), Calais Campbell (2008, Arizona Cardinals), Arian Foster (2009, Houston Texans), Antonio Brown (2010, Pittsburgh Steelers) y Orlando Brown Jr. (2018, Baltimore Ravens), se vieron afectados de tal manera por su desempeño en Indianapolis que cayeron lejos de la primera ronda.

En la actualidad, muchos prospectos prefieren no participar, o no realizar todas las pruebas para no afectar su lugar, y prefieren hacerlo en los Pro Days de sus respectivas universidades, donde tienen un mayor control de las circunstancias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Diputados arrancan campañas hasta con chaleco antibalas