Anuncios

"La comida de los argentinos no está en discusión", asegura el Gobierno de Milei

Buenos Aires, 5 feb (EFE).- El portavoz del Gobierno de Argentina, Manuel Adorni, aseguró este lunes que "la comida de los argentinos no está en discusión" y que "los alimentos no son una variable de ajuste", tras la petición de la Conferencia Episcopal Argentina para que el Ejecutivo mantenga su asistencia a comedores sociales.

A propósito de la crisis en el suministro de ayuda alimentaria que afecta a los comedores comunitarios, la institución religiosa reclamó hoy en un comunicado al Ejecutivo de Javier Milei que siga "brindando asistencia alimentaria" a los comedores.

"Coincidimos (con la Conferencia Episcopal): la comida de los argentinos no está en discusión", reafirmó el portavoz.

Las declaraciones de la Iglesia católica de Argentina llegan justo antes de que Milei comience su segundo viaje internacional como presidente del país suramericano, en el que se desplazará a Israel, Italia y El Vaticano, donde será recibido en audiencia por el papa Francisco.

Además, el Gobierno se desvinculó de la protesta que acontece este lunes frente a la sede del Ministerio de Capital Humano en Buenos Aires, donde centenares de personas en situación de pobreza hacen fila con la intención de ser atendidos por la titular de esa cartera, Sandra Pettovello.

La movilización tiene lugar después de que el jueves pasado, Pettovello rehusara reunirse con los dirigentes sociales -a quienes el Ejecutivo de Milei considera "vivos (espabilados) que se quieren aprovechar"- y afirmase que en su lugar, atendería "uno por uno a la gente que tiene hambre".

El portavoz desvinculó en su conferencia de prensa diaria en la Casa Rosada (sede del Gobierno) la concentración de hoy de estas palabras de la ministra.

"Pettovello jamás los ha convocado. Quien la conoce sabe que jamás expondría a la gente a estar bajo el sol durante tanto tiempo", aseguró el portavoz, que especificó que la ministra "no va a atender" este lunes a las personas que hacen fila ante la sede del Ministerio.

Según detallan los medios locales, la protesta ya ocupa doce manzanas (casi 1,5 kilómetros) del centro de Buenos Aires.

"Nos llama la atención (la protesta), porque ir a hacer filas de 25 cuadras (manzanas) al rayo del sol con este calor y sin haber sido citados, después de lo que dijo la ministra parece al menos extraño", consideró Adorni, quien, como Pettovello, sospechó de una convocatoria programada por líderes sociales.

(c) Agencia EFE