Anuncios

“Una locura”: qué zona andina está jaqueada por aludes y deshielos que complican el tránsito

Los aludes en las rutas de Mendoza complican la circulación vehicular
Los aludes en las rutas de Mendoza complican la circulación vehicular

MENDOZA.– Las altas temperaturas, producto de la persistente ola de calor, que lentamente da tregua, no detienen los deshielos en esta provincia cordillerana. Esto, sumado a las constantes tormentas que se producen en zonas montañosas, generó un combo explosivo y preocupante: arroyos, diques y ríos desbordan de agua. Así, son cada vez más los episodios que hacen sonar las alertas: aludes y puentes colapsados en las ruta y personas varadas o aisladas por estos fenómenos que habían quedado en el olvido. Mientras, aunque el pronóstico meteorológico no acompaña, no cesa la cantidad de viajeros que desoyen las recomendaciones oficiales y deciden tomar el camino hacia Chile, ya sean trasandinos que vuelven a su país o argentinos que van a vacacionar. De hecho, este sábado se llegó a formar una fila de 4 kilómetros en la frontera.

Las crecientes y los aludes no dejan de sorprender. Hay inestabilidad en la zona, pero por ahora hay lluvias débiles. Por los deshielos vemos mucha agua bajando desde la zona del Aconcagua, es impresionante. Una locura. Incluso, se han vuelto a abrir las compuertas del Dique Potrerillos, para descomprimir aún más. Hace más de 15 años que no veíamos esto desde la zona cordillerana”, explicó a LA NACION una fuente oficial abocada a la zona montañosa.

Vialidad trabaja para resolver los aludes que afectan rutas de Mendoza
Vialidad trabaja para resolver los aludes que afectan rutas de Mendoza

Esta semana última, por las tormentas, se registraron más de una decena de desprendimientos en el camino montañoso que une las localidades de Potrerillos y Uspallata, lo que mantuvo la ruta bloqueada por varias horas hasta que se lograron concluir los trabajos viales. Así, los aludes más importantes se produjeron en la ruta 7, a la altura del Cerro Negro, entre los túneles 6 y 7, y sobre el kilómetro 1118, 1120 y 1125. También, se afectó un puente de la ruta 149, en Uspallata, Las Bóvedas, San Alberto hacia San Juan por lo que tuvo que trabajar Vialidad para restablecer parcialmente el tránsito en el lugar.

Esta situación, producto de los deshielos y las precipitaciones, se repite en diversas zonas a lo largo de la provincia, cercanas a los cerros. Por caso, hubo inconvenientes con las crecidas en las distintas rutas del Valle de Uco, especialmente la 89, en Los Cerrillos, Tupungato, cerca del Manzano Histórico, al igual que en la ruta 94, desde Vista Flores, en Tunuyán. Así, el corredor productivo de la zona se vio perjudicado por la gran cantidad de agua y material de arrastre en la zona de badenes, indicaron las fuentes consultadas. En tanto, en el sur provincial, en Malargüe, se cortó la ruta provincial 186 por crecidas de arroyos, mientras que en el resto de los acceso se podía circular con precaución.

Aislados y varados

En cuanto a las personas aisladas y varadas se dieron dos situaciones en las últimas horas. Por un lado, en la alta montaña, a raíz de la formación de nuevos lagos en la Quebrada de Vacas, un grupo de 30 personas quedó apartado en la ladera noreste del cerro Aconcagua, a la espera de una evacuación de emergencia. En tanto, una decena de corredores quedaron varados en el cerro Arco, en la ciudad de Mendoza, tras las intensas lluvias, pero fueron rescatados. Los deportistas no podían cruzar un canal que acostumbran a ver totalmente seco.

Largas filas para cruzar la frontera en Mendoza
Largas filas para cruzar la frontera en Mendoza

Otra de las situaciones llamativas, en medio de estas condiciones del tiempo y la naturaleza, tiene que ver con el alto tránsito para cruzar la Cordillera de los Andes, rumbo a Chile. “La recomendación viene siendo evitar la ruta hacia el vecino país, pero no se detiene el movimiento. Tuvimos un gran salto al inicio de esta semana con aquellos que volvían a Chile por los incendios, pero ahora, incluso después de nuevos aludes, volvió a crecer el número de viajeros”, contaron a este diario distintas fuentes aduaneras.

Glaciar Torre. Arriesgado rescate de un montañista que intentaba un ascenso en un área remota

La principal preocupación es la cantidad de agua que se observa en distintas zonas de alta montaña por los deshielos, por lo que las tormentas agravan la situación y es más riesgoso por los aludes”, sumaron desde la Coordinación de Frontera, por lo que se sorprendieron por el gran flujo de coches en la zona. De hecho, pidieron a la población extremar los cuidados y armarse de paciencia. “Mucha precaución, tránsito fluido en ruta 7. Es imponente cantidad de vehículos mendocinos rumbo a Chile. En el Complejo Libertadores del Sistema Integrado Cristo Redentor varias horas les esperan para cruzar. A planear su viaje este fin de semana”, aportaron desde la dependencia oficial, que informó que solo durante el viernes cruzaron la Cordillera más de 6.000 personas, cuando el promedio diario se ubicaba en las 3.500 en las últimas semanas.