Anuncios

La clase de Julián Álvarez en Manchester City y el golazo de Giovanni Lo Celso para Tottenham en un partidazo

Julián Alvarez festeja con Fonden el 2-1 de Manchester City ante Tottenham; fue tras una gran asistencia del exRiver
Julián Alvarez festeja con Fonden el 2-1 de Manchester City ante Tottenham; fue tras una gran asistencia del exRiver - Créditos: @Stu Forster

En uno de los grandes partidos del domingo, Manchester City y Tottenham cumplieron con las expectativas que se habían generado hinchas de un lado y del otro, en el encuentro correspondiente a la 14 fecha de la Premier League. Terminó 3-3, pero pudieron haber más goles todavía. Julián Álvarez se destacó en los locales con dos asistencias, mientras que Giovanni Lo Celso anotó un golazo para el transitorio 2-2.

Entre Arsenal, Manchester City y Liverpool no se dan tregua en la pelea de arriba de la tabla de posiciones. Manda el Arsenal con 32 unidades, lo sigue el conjunto de Jurgen Klopp a un punto (31) y después viene el Manchester City con 30, aunque el Aston Villa de Emiliano Dibu Martínez, con 29) no quiera quedarse atrás.

La asistencia de Julián para el golazo de Foden

En los primeros 45 minutos Julián Álvarez, cada vez más afianzado, además de jugar muy bien en el ya habitual esquema 3-2-4-1 de Pep Guardiola, se destacó aportando dos asistencias (la segunda de lujo) para que Manchester City de vuelta el resultado y luego tuvo un remate cruzado que dio en el palo, en lo que pudo ser el tercer gol del equipo ciudadano. Incluso tuvo una tercera asistencia que no se computó como tal porque Haaland se erró un gol imposible para un delantero de su jerarquía, por lo que la relación de esfuerzo/productividad del exRiver hubiera sido superior.

Está claro que el centrodelantero definido en el equipo de Guardiola es Erling Haaland, pero por detrás del noruego juegan futbolistas ofensivos que tienen alma de delanteros y que suelen combinar muy bien entre todos. En esa línea están Julián Álvarez, Phil Foden, Jeremy Doku y Bernardo Silva.

La asistencia de Julián en el gol en contra de Son

Manchester City se vio sorprendido por el gol tempranero de Son Heung-Min, con un contraataque letal con el que batió al arquero Ederson con un derechazo cruzado a los 7 minutos de la primera etapa. Pero el City tardó poco en reaccionar.

Llegó al empate rapidísimo mediante un tiro libre de Julián Álvarez ejecutado al punto penal desde la derecha que, tras un leve desvío en la montonera de jugadores de atacaban y defendían ese balón, terminó en gol en contra de Son. El coreano se llevó la pelota por delante con su muslo derecho y descolocó al arquero Guglielmo Vicario, que vio como la pelota se metió junto a su palo derecho. El rostro de desconsuelo de Son lo decía todo. Sin embargo, lo que sucedió hoy es otra confirmación de la incidencia que fue ganando Julián Álvarez dentro de la estructura de Pep, ya que se hizo el habitual encargado de las ejecuciones en los tiros libres o córners. También lo pueden hacer otros, pero en la planificación Guardiola lo pone a Alvarez.

Como hacía en River, la presión alta de Julián Alvarez ante: Emerson Royal de Tottenham
Como hacía en River, la presión alta de Julián Alvarez ante: Emerson Royal de Tottenham - Créditos: @James Gill - Danehouse

A partir de ahí, Manchester City -que ya tenía el dominio del balón- empezó a crear más chances de peligro y generó superioridad numérica por todo el campo de juego.

Y tras otra recuperación alta del equipo de Pep, vino una jugada descomunal en la tras un pase de Haaland a Doku y la búsqueda de su compañero con un pase filtrado hacia el exRiver vino una gran asistencia de Julián Álvarez para dejar solo a Foden y que defina con derecha al mismo palo donde la pelota había ingresado en el 1-1. Iban 31 minutos y el público se levantó de pie para aplaudir un gol de Baby Fútbol, aunque el City había tenido chances para pasar a ganarlo antes. Incluso tras otra presión alta del equipo local, Alvarez (como si tuviera ojos en la nuca) asistió con un pase al medio y con zurda a Haaland, que remató desviado por el segundo palo. También hubo un disparo de Doku que dio en el travesaño. La superioridad de Manchester City fue muy marcada en la primera parte.

El golazo de Lo Celso para el 2-2

Pero no todo estaba dicho. A los 23 minutos del segundo tiempo apareció en todo su esplendor Giovanni Lo Celso para anotar un golazo que le dio el 2-2 a Tottenham. Recibió la pelota en su vieja posición de enganche, como surgió en Rosario Central, y resolvió con un gran remate desde afuera del área que se metió junto al palo derecho de Ederson. Lo Celso festejó tomándose las orejas y sacando la lengua.

Sin embargo, sorprendió que el entrenador Angelos Postecoglou lo reemplazó minutos después. A los 34 de la segunda etapa el DT griego lo sacó a Lo Celso de la cancha para el ingreso de Oliver Skipp.

A modo de castigo, segundos después Jack Grealish convirtió el 3-2 para el Manchester City, definiendo como 9 desde el punto penal tras un centro desde la derecha de Haaland. La presión en campo rival y una nueva recuperación alta le dieron el premio al City.

Pero la Premier League siempre aporta sorpresas en el final: en el último minuto, un gran cabezazo de Dejan Kulusevski ganándole la posición a Ake se convirtió en otro golazo: la pelota ingresó en el ángulo superior derecho para establecer el 3-3.

Lo mejor del partido

Gran victoria de Liverpool

Liverpool remontó el resultado contra el Fulham y se impuso 4-3 para continuar su racha de victorias en Anfield y consolidarse en el podio de la Premier League, en una jornada en la que el Chelsea venció al Brighton (3-2). Los Reds, candidatos al título, estuvieron cerca del desastre en Anfield, su bastión en el que ha ganado los 10 partidos disputados entre todas las competiciones. Tras recibir el tercer gol contra los Cottagers, 14º en el campeonato, el Liverpool logró dar vuelta el resultado con goles del japonés Wataru Endo (87, 3-3) y Trent Alexander-Arnold (88, 4-3). Desde lo individual, la nota la dio Alexis Mac Allister, con un golazo, el segundo del equipo que terminó imponiéndose como local.