Anuncios

Catalina necesita estar aquí, dice el príncipe Guillermo en el norte de Inglaterra

El príncipe Guillermo de Inglaterra visita Sheffield

Por Michael Holden

LONDRES, 19 mar (Reuters) - El príncipe Guillermo dijo que su esposa "necesita estar sentada aquí" durante una visita al norte de Inglaterra el martes, un día después de que aparecieron las primeras imágenes de Catalina desde su cirugía hace dos meses, que mostraban a la princesa en forma y saludable.

Catalina, de 42 años, ha sido objeto de especulaciones, rumores y extrañas teorías conspirativas en las redes sociales que han dado lugar a noticias e intrigas en todo el mundo durante su ausencia de las obligaciones reales, después de que se sometió a una cirugía abdominal por una enfermedad no cancerígena pero no especificada, en enero.

El lunes, un video publicado por el diario The Sun en su página web mostraba a la princesa de Gales sonriente caminando y llevando una bolsa de compras junto a su marido Guillermo, el heredero al trono, en una tienda agrícola de Windsor cerca de su casa.

Filmada el sábado por un particular, es la primera imagen de Catalina desde el día de Navidad. El palacio de Kensington no ha negado que el vídeo sea auténtico, pero se ha negado a hacer comentarios sobre un asunto que considera privado de la familia real.

"Si ese vídeo de Catalina caminando a paso ligero con una bolsa de compras no pone fin a estas especulaciones, francamente descabelladas e infundadas, entonces no sé qué lo hará", dijo Katie Nicholl, autora y corresponsal real de la revista Vanity Fair.

Desde que fue hospitalizada en enero, la oficina de Catalina se ha adherido a su línea oficial de que la princesa se estaba recuperando bien y que sólo proporcionaría actualizaciones significativas, de acuerdo con el mantra real de "nunca te quejes, nunca des explicaciones".

El martes, Guillermo visitó Sheffield, en el norte de Inglaterra, para revelar nuevas inversiones en su plan de lucha contra la falta de vivienda, uno de sus principales temas de campaña.

Con un aspecto relajado, rió y bromeó con el personal y los voluntarios, y más tarde se refirió a Catalina durante las conversaciones sobre las personas sin hogar y la primera infancia, uno de los proyectos clave de su esposa.

"Nos estamos adentrando en el terreno de mi mujer", dijo. "Ella tendría que estar aquí sentada para oír esto".

No hizo ninguna referencia a las continuas especulaciones sobre su esposa, y se mostró relajado.

(Reportaje adicional de Sarah Mills y Hannah Ellison; Editado en español por Héctor Espinoza)