Anuncios

La candidata iraní que abogó por más libertades para la mujer y perdió las elecciones

Teherán, 7 mar (EFE).- La investigadora política Afifeh Abedi se presentó a las recientes elecciones al Parlamento con un discurso centrado en el impulso de la mujer en la sociedad iraní y defendió más libertades para las féminas a la hora de vestir en la República Islámica de Irán.

Perdió.

Abedi se declara no feminista en una entrevista con EFE en una cafetería-librería de Teherán, pero al mismo tiempo afirma que en Irán hay un sistema patriarcal en el que los hombres copan los puestos de poder.

Se opone además a que se castigue a las mujeres que no usan el obligatorio velo islámico, tema candente en el país desde las protestas desatadas por la muerte de Mahsa Amini tras ser detenida por no llevar bien puesto el hiyab en 2022.

Limitaciones a la mujer

“Es obvio es que hay un sistema patriarcal y que los hombres ocupan los cargos más altos”, asegura la investigadora del Instituto de Investigaciones Estratégicas de Irán y autora del libro “La República Islámica de Irán en la percepción de los líderes rusos”.

Abedi afirma que “legalmente hay ciertas limitaciones en el ámbito social para las mujeres en Irán”, como por ejemplo la obligatoriedad para las casadas de contar con el permiso del marido para estudiar, trabajar y tener pasaporte.

En parte por ello decidió presentarse a las elecciones al Parlamento iraní del pasado 1 de marzo en las listas de la agrupación reformista “Voz de los Iraníes”, en su primera candidatura política a los 44 años.

“Si hubiese sido elegida para el Parlamento, tenía la intención de esforzarme por reformar estas leyes, y plantear las demandas sociales y políticas que tienen las mujeres para hacer lo posible para eliminar esta desigualdad y la insatisfacción de las mujeres”, asegura.

No será posible. Solo 11 de las 1.713 mujeres del total de 15.200 candidatos lograron uno de los 245 escaños parlamentarios, en los que además apenas hay reformistas, y Abedi no está entre ellas.

Otros 45 escaños se decidirán en una segunda vuelta.

“La sociedad (iraní) por cuestiones culturales no confía en la eficacia de las mujeres para ocupar cargos de alto nivel. Se confía más en el hombre”, asegura.

Vestimenta de las mujeres

Durante la campaña electoral en la circunscripción de la provincia de Teherán por la que se presentaba defendió el “respeto a las diferentes opiniones políticas y sociales, especialmente sobre la cuestión del hiyab”.

“No podemos cambiar la forma de vestirse de las mujeres a la fuerza”, afirma, tocada con el tradicional chador, prenda negra que cubre todo el cuerpo excepto la cara.

En contraste, muchas de las mujeres presentes en la cafetería donde se realiza la entrevista no se cubren el cabello.

Desde la muerte de Amini en septiembre de 2022, muchas iraníes han dejado de usar el velo islámico como forma de protesta y desobediencia civil, algo palpable en las calles del norte de Teherán.

Ante ello, las autoridades iraníes están llevando a cabo una campaña de represión masiva contra mujeres que no usan el velo, con la confiscación de miles de vehículos, penas de cárcel y hasta latigazos, denunció recientemente Amnistía Internacional.

Algo contra lo que se opone Abedi.

“No creo que se deba de imponer castigos a las mujeres que no llevan el hiyab”, explica.

También se opuso a la represión estatal que causó 500 muertos en las protestas desatadas por la muerte de Amini y en las que se pidió el fin de la República Islámica durante meses, en parte por cuestiones de seguridad.

Respecto a la ley que estudia el Parlamento para endurecer los castigos para las mujeres que no acatan el estricto código de vestimenta opina que es necesaria una nueva legislación, pero que “reconozca los derechos de las diferentes opiniones”.

Algo que es difícil que ocurra ya que los conservadores han renovado su mayoría parlamentaria, en unos comicios que contaron con la participación más baja en los 45 años de historia de la República Islámica con un 41 %.

Abedi considera que esa baja participación estuvo motivada por la mala situación económica y por la descalificación de candidatos reformistas.

La investigadora política aún no ha decidido si se presentará a las próximas elecciones.

Jaime León

(c) Agencia EFE