Anuncios

Fue campeón del fútbol argentino, compró la casa de Raúl Alfonsín en Chascomús y la convirtió en hotel

El hotel boutique Casa Laurel es propiedad del exfutbolista Gastón Sessa
El hotel boutique Casa Laurel es propiedad del exfutbolista Gastón Sessa - Créditos: @Instagram: @casalaurelhotel

Uno de los arqueros más resonantes del fútbol argentino fue, sin dudas, es Gastón el “Gato” Sessa, quien gracias a su temperamento, carisma y capacidad será recordado, sobre todo en Vélez Sarsfield, donde atajó la mayor parte de su carrera. Su carrera tuvo de todo: campeonatos, atajadas históricas y... fuertes polémicas. Alcanza con recordar la patada que le dio, alguna vez, a Rodrigo Palacio, o la vez que le pegó un pelotazo a un alcanzapelotas. Sin embargo, una vez que su extensa carrera llegó a su fin, se alejó completamente de esta disciplina y se asentó en Chascomús. ¿Qué es lo curioso? Que compró la casa del expresidente Raúl Alfonsín.

Gastón
Gastón "Gato" Sessa estuvo en Vélez Sarsfield desde el 2001 al 2007. Foto: @Velez

La carrera del “Gato” Sessa comenzó en Huracán de Corrientes en 1995, luego de no tener posibilidades en Estudiantes de La Plata. En su extensa carrera, que culminó en 2016, pasó por equipos como Gimnasia y Esgrima La Plata, Vélez, River Plate, Racing, Rosario Central, Villa San Carlos, Boca Unidos, Barcelona de Ecuador y Deportivo Las Palmas.

El éxito de su camino lo obtuvo cuando logró el Torneo Clausura 2005 con El Fortín, junto a un plantel cargado de figuras como Lucas Castromán, Jonás Gutiérrez, Leandro Somoza, Fabián Cubero y Roly Zárate, entre otros. Si bien era discutido por su rendimiento, en aquel campeonato se ganó a la hinchada de Vélez con importantes actuaciones que fueron fundamentales para esta conquista.

Raúl Alfonsín vivió en Chascomús desde fines de los años cincuenta
Raúl Alfonsín vivió en Chascomús desde fines de los años cincuenta - Créditos: @Instagram: @casalaurelhotel

Hace 13 años que Sessa se mudó a Chascomús por lo que, una vez que finalizó su carrera, salió del foco mediático y de la burbuja de los countrys para elegir, junto a su familia, un día a día distinto, todo en pos de una “mejor calidad de vida”.

El lugar ideal para la crianza de sus hijos fue Chascomús y, en esa ciudad, realizó una curiosa inversión: compró la casa del expresidente Raúl Alfonsín y la convirtió en un hotel boutique llamado Casa Laurel, que tuvo mucho éxito a un año de su apertura.

Casa Laurel, en Chascomús, fue hogar de Raúl Alfonsín
Casa Laurel, en Chascomús, fue hogar de Raúl Alfonsín - Créditos: @Javier Csecs

“En la casa que yo remodelé había vivido él (Alfonsín) hasta el año 1983, cuando se la vendió a un amigo suyo para solventar la campaña presidencial. Ese hombre decidió venderla en pandemia y la compramos con mi familia”, explicó el “Gato” en diálogo con Olé. Asimismo, tuvieron que atenerse a diversas ordenanzas municipales, ya que se trataba de un patrimonio histórico de la ciudad. “Hay cosas que están iguales, como su dormitorio y el escritorio en el que recibía a las visitas. Familiares de Raúl nos han donado muchas cosas e hicimos una especie de museo también”, continuó.

Cabe destacar que Raúl Alfonsín, declarado vecino ilustre de Chascomús, vivió en aquella vivienda desde fines de los años cincuenta hasta 1976, antes de convertirse en el presidente de la Nación en 1983. En ese hogar vivió junto a su esposa María Lorenza Barreneche y sus seis hijos, y también abrió su estudio jurídico.

“Tenemos un espacio que rememora y rinde homenaje a la figura del expresidente Alfonsín, un lugar donde se puede ver la entrada original de la casa con las mayólicas europeas, un espacio exclusivo para huéspedes y comensales con exposición de efectos personales, fotografías históricas y cápsulas audiovisuales”, dicen las redes sociales de Casa Laurel, donde cualquiera que desee visitarlo puede hacerlo con reserva.