Anuncios

Bukele confirmó una colaboración con el gobierno de Milei: “El problema de seguridad de la Argentina es bastante menor como para aplicar las mismas medidas”

Nayib Bukele, candidato presidencial del partido Nuevas Ideas (NI), habla en una conferencia de prensa durante las elecciones presidenciales y legislativas, en el departamento de San Salvador, El Salvador, el 4 de febrero de 2024.
Nayib Bukele, candidato presidencial del partido Nuevas Ideas (NI), habla en una conferencia de prensa durante las elecciones presidenciales y legislativas, en el departamento de San Salvador, El Salvador, el 4 de febrero de 2024. - Créditos: @[e]ALEXANDER PENA

SAN SALVADOR.- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que ayer fue reelecto tras alcanzar un amplio triunfo según los primeros datos oficiales, habló sobre los vínculos de cooperación con el gobierno de Javier Milei, pero dijo que la receta para enfrentar debería ser menos drástica que en este pequeño país centroamericano.

Ante una pregunta de LA NACION en una conferencia de prensa previo al cierre de urnas, Bukele confirmó que hay contactos para cooperación entre el gobierno de Milei y el suyo, pero aclaró que las recetas que debería aplicar el gobierno argentino debería ser distinto dado que “el problema de seguridad de Argentina no es tan apremiante como el de El Salvador”.

“Las medidas que pueden ser compartidas por parte de nosotros para Argentina, de repente no tendrían que ser tan drásticas porque no tienen problemas tan grandes como el nuestro. Ante problemas más pequeños, tal vez el medicamento puede ser más pequeño”, contestó el mandatario, de chomba celeste, jean y gorra blanca, en una sala llena de periodistas, en una conferencia de prensa en el hotel Sheraton Presidente de esta capital.

Por otro lado, el mandatario mencionó que “hay similitudes” entre los dos países, tanto culturales, como de “problemas delincuenciales, que se forman generalmente producto de la pobreza”, por lo que “se puede tomar como ejemplo lo que está pasando en El Salvador”.

En ese sentido, Bukele confirmó que su gobierno le ofreció a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, “la colaboración que ellos necesitan en todos los temas de seguridad”.

“Yo creería que el problema en Argentina es más pequeño, aunque preocupante, sobre todo en Rosario y algunas zonas, pero es más pequeño que en El Salvador y, por ende, si bien se pueden aplicar algunas cosas -y sería, creo yo, positivo aplicarlas-, no tendría que ser tan drástico porque el problema, comparado con lo que teníamos anteriormente en El Salvador, que era la capital mundial de homicidios, es bastante menor como para aplicar estas medidas”, dijo el mandatario salvadoreño.

Bukele comentó además sobre la conversación telefónica “bastante larga” que mantuvo con Milei después de que ganara las elecciones en la Argentina y antes de asumir, su único contacto directo hasta el momento.

Me dio un panorama de Argentina muy difícil, y, sobre todo en lo económico, el tema de las divisas, de la inflación, etcétera. Va a ser muy duro de cualquier manera que se haga. Entiendo que hay gente con mucho talento y mucha gente inteligente con él, aparte de que él es una persona inteligente también, pero va a ser difícil resolverlo”, señaló.

“Sé que es un problema del tamaño -amén de las diferencias entre la economía y la seguridad-, pero de ese tamaño, en el tema económico” agregó, al equiparar la gravedad de la situación económica en la Argentina con el problema de seguridad que tenía El Salvador.

“Le deseo lo mejor [a Milei[, y si podemos colaborar con algo, somos un país muy pequeño para colaborar con lo económico, pero si podemos colaborar con lo que sea, tema seguridad, cooperación o lo que sea, estaremos a la orden”, cerró el mandatario.

La colaboración entre la Argentina y El Salvador en materia de seguridad fue un tema central en la reunión de Bullrich con el ministro de Seguridad salvadoreño, Gustavo Villatoro, en Buenos Aires el día previo a la asunción de Milei.

Tras el encuentro, la ministra dijo a través de su cuenta de X que habían discutido “estrategias efectivas en la lucha contra el narcotráfico y las mafias. Compartimos experiencias valiosas que sirven para fortalecer las acciones en materia de seguridad ciudadana”.

Villatoro fue el enviado del gobierno salvadoreño a la asunción dado que Bukele había iniciado ese mismo mes una licencia por seis meses para poder presentarse a la reelección inmediata, a pesar de que seis artículos de la Constitución lo prohíben. Por una reinterpretación de la Carta Magna por parte de los jueces de la Sala de lo Constitucional designados en su gestión, el mandatario pudo presentarse, aunque tomándose esta licencia.

Esta semana, el ministro del Interior, Guillermo Francos, elogió la intención de Bukele de reformar la Asamblea para achicar el número de integrantes. “No me preocupa que haya muchos oradores y expresión, pero habría que pensar si no tenemos un Congreso con demasiado gente”, dijo en una entrevista radial.

“En conjunto deberíamos pensar cómo conseguir instituciones más eficientes. No es que el Gobierno esté pensando esa reforma ahora”, agregó.