Anuncios

Bomberos en lucha sin tregua contra las llamas en Bogotá y otros lugares de Colombia

Bogotá, 26 ene (EFE).- Los bomberos de Bogotá completan ya 100 horas de lucha contra los incendios forestales que comenzaron el pasado lunes en los cerros orientales de la ciudad, de los cuales aún persisten dos focos activos, al igual que en otras partes de Colombia, dijo este viernes el alcalde de la capital, Carlos Fernando Galán.

El primer incendio fue detectado el lunes por la mañana en los cerros orientales, a la altura del barrio de Chapinero, y antes de que fuera totalmente controlado surgieron otros el miércoles en el cerro El Cable, donde están instaladas antenas de transmisión de señales de radio y televisión, y en barrios del sur de la ciudad.

"Después de cerca de 100 horas trabajando sin descanso por controlar los incendios en Bogotá, siguen activos dos puntos en los cerros orientales", manifestó Galán este viernes en el punto desde donde se coordinan las tareas de lucha contra el fuego.

Los incendios, que no han causado víctimas ni daños a edificaciones, son combatidos, según el alcalde, por "cerca de 800 personas" entre bomberos, militares, policías y voluntarios, que cuentan con el apoyo de helicópteros de las Fuerzas Armadas que han lanzado miles de litros de agua sobre los focos de fuego.

Según Galán, las tareas de este viernes se centran en la extinción de las llamas en dos puntos: la quebrada La Vieja, donde el fuego está controlado en un 95 %, y en el cerro El Cable, donde las llamas han alcanzado mayor intensidad en los últimos días.

Parte del país en llamas

Las autoridades colombianas han contabilizado una treintena de incendios en diferentes partes del país esta semana, algunos de los cuales ya fueron sofocados, al tiempo que se informa de nuevos focos de fuego.

Entre los que ya fueron apagados el más peligroso, por el daño ambiental, era el del páramo de Berlín, en el departamento de Santander (noreste), que destruyó centenares de hectáreas de frailejones, una planta de alta montaña que capta la humedad de la neblina y es vital para la producción de agua potable que abastece buena parte de los pueblos y ciudades de esa región del país.

"En este momento no tenemos ningún incendio en el departamento, se envió la alerta a los municipios que tienen ese riesgo. Mañana visitaremos el páramo para llevar ayudas y anunciar (el) plan de recuperación", manifestó hoy en su cuenta de X el gobernador de Santander, Juvenal Díaz.

Sin embargo, este viernes se informó de que otro incendio de grandes proporciones, que comenzó hace una semana, ha consumido más de 8.000 hectáreas de vegetación de sabana en las planicies del Parque Nacional del Tuparro, una remota zona del departamento del Vichada, fronterizo con Venezuela.

"Actualmente dentro del parque se han consumido más de 8.100 hectáreas, es una emergencia que ya escaló a un gran nivel", declaró el coordinador de Gestión de Riesgo, René García, a la emisora Blu Radio.

La lucha contra el fuego sigue también en Nemocón, municipio del departamento de Cundinamarca, situado a 70 kilómetros al norte de Bogotá, donde al menos 180 hectáreas han sido arrasadas por el fuego en varias zonas rurales donde incluso se han reactivado focos que ya habían sido controlados.

Manos criminales

Los incendios han sido exacerbados por el intenso calor y la escasez de lluvias que vive Colombia por el fenómeno de El Niño, pero en algunos casos han sido causados por manos criminales, según las autoridades.

"El 90 % de los incendios son provocados, son producto de la acción humana, realmente son criminales, manos criminales que buscan acabar con nuestros recursos naturales y agotar la capacidad institucional", dijo anoche el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, en una visita a Nemocón.

Por su parte el Ministerio del Interior, que lanzó la campaña 'El Niño no es un juego', que busca prevenir estas conflagraciones, señaló hoy que "se estima que el 95 % de los incendios forestales son causados por la acción del ser humano y tienen diferentes causas".

Al respecto, la senadora María José Pizarro, de la coalición oficialista Pacto Histórico, pidió hoy a la Fiscalía "una investigación sobre este asunto".

"¿Quiénes están detrás de los incendios? ¿Cuál es su fin? ¿Quieren afectar políticamente al gobierno nacional y los gobiernos locales?", preguntó la senadora en X.

Mientras la lucha contra el fuego sigue sin pausa, el país espera la llegada de ayuda internacional para combatir los incendios, anunciada por el presidente colombiano, Gustavo Petro, y por el alcalde de Bogotá, que sin embargo no han detallado fechas ni el alcance de la misma.

"La ayuda de Estados Unidos será fundamental para prevenir emergencias forestales y hacer frente al fenómeno del Niño en Bogotá en los próximos meses", manifestó hoy el alcalde Galán al referirse al anuncio hecho la víspera por el embajador de EE.UU., Francisco Palmieri, de que su país "está listo para ayudar" a Colombia en esta emergencia.

(c) Agencia EFE