Anuncios

Blinken subraya la "horrible" situación humanitaria en Gaza antes de su nuevo viaje a Oriente Medio

Bangkok, 19 mar (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, consideró este martes que es "absolutamente prioritario" proteger a los civiles y proveer asistencia humanitaria en Gaza, cuya situación calificó de "horrible" antes de un viaje esta semana a Arabia Saudí y Egipto centrado en la reconstrucción de la Franja.

"Continuamos enfrentándonos a una situación humanitaria horrible en Gaza", subrayó Blinken durante una rueda de prensa en Manila, adonde llegó tras una visita a Seúl la víspera para reforzar lazos con sendos aliados asiáticos.

"Es absolutamente prioritario proteger a los civiles y proveer de asistencia humanitaria a aquellos que la necesitan desesperadamente", añadió.

Según anunció la víspera el portavoz del departamento de Estado de EE.UU., el jefe de la diplomacia estadounidense viajará esta semana a Arabia Saudí y a Egipto para discutir un alto el fuego en Gaza y aumentar la entrada de ayuda humanitaria en la Franja.

El propio Blinken se refirió al viaje -cuyas fechas concretas se desconocen- hoy desde Manila y afirmó que en Arabia Saudí y Egipto retomará "las conversaciones iniciadas en enero sobre la Gaza post conflicto y las gestiones que necesitan realizarse para su reconstrucción, asistencia humanitaria", etc.

"Es imperativo que haya un plan para Gaza, y se lo venimos repitiendo a Israel", enfatizó Blinken.

Las declaraciones de Blinken se producen después de que el lunes el presidente estadounidense, Joe Biden, hablara por primera vez en semanas con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a quien mostró su "profunda preocupación" por una posible operación israelí en la ciudad de Rafah, el punto más al sur del enclave palestino.

"El presidente Biden habló con el primer ministro Benjamin Netanyahu de Israel para tratar los últimos acontecimientos en Israel y Gaza, incluida la situación en Rafah y los esfuerzos para aumentar la asistencia humanitaria a Gaza", explicó la Casa Blanca en un comunicado.

Desde el 7 de octubre, tras el ataque de Hamás en Israel, el Ejército israelí ha invadido la Franja de Gaza y empujado a la población cada vez más al sur, ocasionando más de 30.000 muertes y poniendo en riesgo de hambruna a más de un millón de personas.

(c) Agencia EFE