Anuncios

Bancada afín a Abdo Benítez repudia imputación del expresidente paraguayo y exfuncionarios

Asunción, 12 mar (EFE).- La bancada oficialista del movimiento Fuerza Republicana, afín al expresidente paraguayo Mario Abdo Benítez, repudió este martes la imputación formulada por dos fiscales contra el dirigente y otros ocho exfuncionarios de su Administración (2018-2023) por los presuntos delitos de revelación de secretos de servicio y declaración falsa, entre otros.

Los fiscales Aldo Cantero Colmán y Giovanni Grisetti dieron a conocer este lunes la acusación tras una denuncia presentada en julio de 2023 por el exmandatario Horacio Cartes, quien se declaró víctima desde 2018 -año en el que Abdo Benítez asumió el poder- de una presunta "persecución" por parte de "personas en el ejercicio del poder político".

Cartes, quien gobernó entre 2013 y 2018, amplió su querella, al advertir, primero, de una supuesta "revelación de secretos del servicio" y luego sobre un plan gestado desde órganos del Gobierno anterior.

"Los fiscales dieron paso a una denuncia inaudita y temeraria, a simple vista violaron su deber de actuar con objetividad, y manipularon el derecho con fines inexplicables", señaló la facción del Partido Colorado en un comunicado difundido en su cuenta en la red X.

Además de repudiar el "proceder" de los fiscales, los integrantes de Fuerza Republicana aseguraron que se mantendrán "vigilantes" y seguirán "atentamente el desarrollo de este torcido proceso".

En un extracto de la imputación difundido por el Ministerio Público en un comunicado, los fiscales indicaron que durante parte del período de Gobierno de Abdo Benítez (2021 a 2022) "se habría gestado un esquema que aspiraba a generar investigaciones penales en contra de figuras contrarias a su movimiento dentro del Partido Colorado (Horacio Cartes y Santiago Peña), con el propósito de debilitar sus figuras en el ámbito político, económico y principalmente electoral".

Según los agentes fiscales, Abdo Benítez "habría compuesto su gabinete de ministros con personas de experiencia en el ámbito investigativo (exagentes fiscales del Ministerio Público)".

En ese sentido, Cantero y Grisetti dijeron "tener suficientes elementos de convicción que hacen sospechar la existencia de los hechos punibles" de revelación de secretos de servicio, revelación de secretos privados por funcionarios o personas con obligación especial, inducción a un subordinado a cometer un hecho punible, denuncia falsa, simulación de un hecho punible, usurpación de funciones públicas y asociación criminal.

La acusación incluyó al exministro del Interior Arnaldo Giuzzio, al extitular de la Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac) René Fernández y su antiguo colega de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) Carlos Adolfo Arregui, así como a la exviceministra de esa entidad Carmen Pereira y otros tres exfuncionarios.

También fue imputado el antiguo secretario privado de Abdo Benítez y actual diputado del oficialismo, Mauricio Espínola.

(c) Agencia EFE