Anuncios

Australian Open: Jack Draper apuró a su rival para saludarlo y luego vomitó en el court

El británico Jack Draper vomita después de ganarle al estadounidense Marcos Girón en cinco sets, por la primera rueda del Abierto de Australia
El británico Jack Draper vomita después de ganarle al estadounidense Marcos Girón en cinco sets, por la primera rueda del Abierto de Australia - Créditos: @WILLIAM WEST

Una situación muy singular se dio en el final del partido que el inglés Jack Draper le ganó al estadounidense Marcos Giron en cinco sets, por la primera rueda del Australian Open, primer Grand Slam del año. Luego de cinco sets extenuantes en el que se impuso por 6-4, 3-6, 4-6, 6-0 y 6-2, luego de tres horas y 20 minutos de juego a pleno sol, con 31 grados y un 45% de humedad en Melbourne, el británico le hizo señas a su vencido para que se apurara a saludarlo en la red porque no se sentía bien.

Jack Draper se retuerce de dolor, luego de vomitar tras ganarle a Marcos Giron
Jack Draper se retuerce de dolor, luego de vomitar tras ganarle a Marcos Giron - Créditos: @WILLIAM WEST

Acto seguido, corrió hacia un tacho de basura ubicado entre el umpire y su silla, se arrodilló y vomitó, como consecuencia del esfuerzo. Pálido, se sentó para intentar recuperarse, mientras que con sus manos se tocaba el estómago.

“Me sentí un poco mal porque obviamente, acababa de vencerlo, y a Marcos le decía: ‘Necesito estrechar tu mano, amigo, pero necesito llegar a ese contenedor’”, explicó el tenista. Como era de suponer, la imagen de Draper arrodillado vomitando se viralizó rápidamente.

Calor extremo

Draper no fue el único que padeció el calor extremo. El ruso Daniil Medvedev, tercer cabeza de serie en el Abierto de Australia, enfrentó dura resistencia de parte del francés Terence Atmane, a quien derrotó el lunes en el cuatro sets por retiro del galo (5-7, 6-2, 6-4 y 1-0).

El partido se disputó en medio de un clima sofocante en el Margaret Court Arena, de Melbourne. “Las condiciones fueron brutales”, declaró Medvedev, dos veces finalista en Australia.

En 2018, los oficiales del Abierto de Australia estuvieron muy cerca de aplicar la regla del calor extremo. A las 14 de Australia de este viernes (la medianoche en la Argentina), el mercurio registró 40,2°, pero el polémico índice WBGT (Wet Bulb Globe Temperature), que combina factores como la humedad, el viento y la radiación solar, fue de 31,1 y no sobrepasó los 32,5.

El equipamiento que mide el polémico índice de temperatura, humedad, viento y radiación solar en el Abierto de Australia
El equipamiento que mide el polémico índice de temperatura, humedad, viento y radiación solar en el Abierto de Australia

“Nuestros expertos de la Oficina de Meteorología nos fueron informando regularmente sobre la temperatura y el momento en el cambio del pronóstico. Estábamos completamente preparados para detener el juego una vez que el WBGT subiera a 32,5, pero la temperatura bajó 4,9 grados en 26 minutos”, explicó entonces Wayne McKewen, árbitro general de aquel primer Grand Slam del año.

Más allá de las afirmaciones oficiales, hubo jugadores que volvieron a estar al borde del colapso. A la que más cerca se la vio del derrumbe físico fue, probablemente, a la francesa Alizé Cornet (perdió 7-5 y 6-5 con la belga Elise Mertens). En un momento se descompensó sobre el cemento azul y, tras sentarse en su banco, le tomaron la presión y le colocaron bolsa con hielo en las piernas.

Alice Cornet, abrumada por el calor en el Abierto de Australia 2018
Alice Cornet, abrumada por el calor en el Abierto de Australia 2018

Australia es uno de los países con mayores índices de cáncer de piel. La cercanía al hoyo en la capa de ozono de la Antártica hace fácil que los rayos UV se filtren y sus habitantes tengan un mayor riesgo de exposición. En Melbourne, los jugadores sufren, seguramente, como en ninguna otra estación del circuito.

Debut triunfal de Alcaraz

El español Carlos Alcaraz, Nº 2 del mundo, debutó en el Abierto de Australia con una convincente victoria en tres sets ante el veterano francés Richard Gasquet (N.131), por 7-6 (7/5), 6-1 y 6-2, este martes en Melbourne.

La resistencia de Gasquet, otrora gran promesa del tenis francés que nunca confirmó esas expectativas, duró una hora y 13 minutos, el tiempo que tardó el español de 20 años en apuntarse el primer set en el ‘tie-break’.

Carlos Alcaraz saluda al francés Richard Gasquet, luego de ganarle el partido de la primera rueda, del Abierto de Australia 2024
Carlos Alcaraz saluda al francés Richard Gasquet, luego de ganarle el partido de la primera rueda, del Abierto de Australia 2024 - Créditos: @Louise Delmotte

Tras perder el primer set y sin fuerza en las piernas, el francés se entregó y apenas opuso resistencia a un Alcaraz que dio un buen nivel pese a que era su primer partido oficial de la temporada. El tenista murciano busca en Melbourne su primer título en Australia, que sería su tercer Grand Slam tras el US Open de 2022 y Wimbledon en 2023.

Tras perderse la pasada edición por una lesión, Alcaraz se medirá en segunda ronda al indio Sumit Nagal, que se impuso al kazajo Alexander Bublik (N.31) por 6-4, 6-2 y 7-6 (7/5).

Siempre es fantástico jugar en Australia, es la tercera vez que juego aquí”, explicó tras el partido un Alcaraz que jugó con una camiseta sin mangas, recordando los tiempos de su debut en el circuito, así como los inicios de otra gran estrella del tenis español, Rafael Nadal.

Con una camiseta sin mangas, como usaba Rafael Nadal, el español Carlos Alcaraz devuelve la pelota, durante el partido que le ganó al francés Richard Gasquet, por la primera rueda del Abierto de Australia 2024
Con una camiseta sin mangas, como usaba Rafael Nadal, el español Carlos Alcaraz devuelve la pelota, durante el partido que le ganó al francés Richard Gasquet, por la primera rueda del Abierto de Australia 2024 - Créditos: @MARTIN KEEP

”No logré grandes resultados cuando vine, pero siempre he disfrutado. Me siento genial jugando aquí. Richard jugó bien, pero en cada set jugué mejor. Al final conseguí hacer un gran tenis”, añadió.

Alcaraz tiene como mejor resultado en el Abierto de Australia la tercera ronda alcanzada en 2022, cuando perdió en un épico partido a cinco sets frente al italiano Matteo Berrettini.

Con esta victoria, además, Alcaraz sigue sin perder en una primera ronda en un cuadro final del Grand Slam. El español acumula un balance global de 42 victorias y 9 derrotas en los ‘grandes’ desde que debutó como profesional en 2021, precisamente en Australia.