Anuncios

Attal advierte que la ultraderecha quiere dividir y desmantelar Europa

Berlín, 5 feb (EFE).- El primer ministro francés, Gabriel Attal, advirtió este lunes de que los partidos populistas y de ultraderecha en Europa quieren dividir y desmantelar el continente y que por ello es importante que los fuertes lazos franco-alemanes permanezcan intactos aún en momentos difíciles.

"No estamos de acuerdo en todo, pero es normal. En todo caso lo que nos une es más que lo que nos separa", recalcó el jefe del Gobierno francés en una rueda de prensa tras reunirse con el canciller alemán, Olaf Scholz, quien le recibió con honores militares.

Attal recalcó que visita Berlín para subrayar la amistad franco-alemana y la voluntad de construir "una fuerza para nuestro continente y para las dos naciones".

En su primer viaje al exterior desde que fue nombrado primer ministro a principios de enero pasado, Attal subrayó la relación "muy especial" y la amistad que une a Alemania y Francia, y dijo que en casi todos los países de la Unión Europea (UE) hay un avance de partidos extremistas en el espectro de la derecha.

"Debemos recordar sistemáticamente que esos partidos populistas y ultraderechistas tienen un punto en común: quieren desmantelar Europa. Y nosotros queremos una Europa reforzada y desarrollada", indicó el joven líder galo, de 34 años.

A juicio de Attal, hay que reaccionar a este desafío con medidas en ámbitos que estos partidos podrían explotar como una supuesta "debilidad" de los gobiernos, como el pacto sobre la migración y el asilo que refuerza la protección de las fronteras comunitarias o la "reindustrialización" de Europa.

En Alemania han salido en las últimas semanas a las calles cientos de miles de ciudadanos para protestar contra la Altraderechista Alternativa para Alemania (AfD) después de que recientemente saliera a la luz una reunión secreta en noviembre pasado en Potsdam, cerca de Berlín, donde miembros de este partido presuntamente debatieron planes para expulsar a millones de migrantes.

Preguntado por qué en Francia no hay ese movimiento ciudadano, el político francés recalcó que en su país en dos ocasiones los votantes han rechazado en las elecciones conceder a la ultraderecha la posibilidad de decidir al presidente de la república.

"Eso me demuestra que hay un claro rechazo a ese partido", dijo en referencia a Agrupación Nacional de Marine Le Pen.

Scholz señaló a su lado que está convencido de que este reto para muchas democracias en Occidente es superable "si Francia y Alemania se conciertan estrechamente" en los asuntos de importancia para los ciudadanos europeos.

(c) Agencia EFE