Anuncios

Ataque yihadista en Burkina Faso dejó esta semana al menos 50 muertos

Uagadugú, 10 feb (EFE).- Al menos cincuenta personas murieron esta semana en un ataque de grupos yihadistas perpetrado contra la localidad de Kaldjoani en el este de Burkina Faso, aseguraron hoy a EFE residentes locales.

El atentado ocurrió entre el martes y el miércoles pasados pero antes hubo una intrusión de yihaditas que ordenaron a los aldeanos que abandonaran sus tierras.

Según las fuentes, la gente se negó a irse y lo mismo ocurrió en los pueblos vecinos.

Kaldjoani, un pueblo de la comuna de Tibga, está situado a cincuenta kilómetros de Fada N'gourma, capital administrativa de la región Este, fronteriza con Níger y azotada por ataques terroristas.

Contactado por EFE, Jean-Baptiste Thiombiano, activista de la sociedad civil de la región Este, afirmó que, después de las primeras amenazas, se informó a las autoridades pero la seguridad no se reforzó en Tigba.

Desde que se anunció el ataque, ninguna autoridad ha reaccionado oficialmente.

Contactado por teléfono, el Departamento de Comunicación y Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas no quiso responder a las preguntas de EFE.

La situación de seguridad en Burkina Faso sigue siendo preocupante con ataques yihadistas que apuntan a menudo a los civiles que se niegan a unirse a sus filas o seguir sus órdenes.

En los últimos nueve años, miles de personas han muerto en ataques yihadistas.

Desde 2015, varios grupos yihadistas, ligados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico, se han establecido en Burkina Faso, donde atacan constantemente a la población.

El país encajó dos golpes de Estado en 2022: uno el 24 de enero, dirigido por el teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba, y otro el 30 de septiembre, encabezado por el capitán Ibrahim Traoré, quien dirige actualmente la nación.

Ambos golpes llegaron tras el descontento entre la población y el Ejército por los ataques yihadistas, que han forzado el desplazamiento de más de dos millones de personas, según el Gobierno burkinés.

(c) Agencia EFE