Anuncios

Quién era el argentino que viajó a Punta del Este para festejar su cumpleaños y murió ahogado

David Leporace, el comerciante oriundo de La Pampa que falleció durante un viaje a Punta del Este, Uruguay
David Leporace, el comerciante oriundo de La Pampa que falleció durante un viaje a Punta del Este, Uruguay - Créditos: @Facebook

Una trágico noticia conmocionó este miércoles a la comunidad de San Martín de los Andes, provincia de Neuquén. Medios de esa localidad confirmaron en la tarde de hoy la muerte del comerciante argentino David Leporace. El deceso, que todavía es materia de investigación, ocurrió el pasado lunes en Punta del Este, Uruguay.

Según trascendió, Leporace había viajado al país vecino con la intención de celebrar su cumpleaños. Fue durante su visita a una playa esteña, y acompañado de su esposa, ocurrió lo impensado, una vez dentro del mar, el ciudadano argentino sufrió el arrastre de una corriente y murió ahogado.

David Leporace (60) fue arrastrado por una corriente mientras visitaba una playa de Punta del Este y murió ahogado
David Leporace (60) fue arrastrado por una corriente mientras visitaba una playa de Punta del Este y murió ahogado - Créditos: @Paulo Miguel Costa

Pese a los intentos de reanimarlo, la víctima falleció minutos después de lo sucedido. “No se sabe si al momento que fue arrastrado por la corriente sufrió alguna descompensación o tuvo algún calambre”, explicó un conocido de Leporace a Realidad Sanmartinense, Sin embargo, aún resta por saber detalles del accidente.

Parte de la familia -incluida su hija mayor, de 32 años- viajó a Uruguay poco después para contener a su madre y realizar los trámites para repatriar el cuerpo.

Quién era David Leporace, el comerciante que falleció en Punta del Este

Según LM Neuquén, Leporace tenía 60 años y manejaba un local de fiambres, picadas y otros productos gourmet en San Martín de los Andes. La tienda se llama La Montaña y fue fundada en 1990. Era dueño además del supermercado El Montañés, que tuvo una distribuidora y representó a marcas de alimentos en la ciudad.

De acuerdo a su perfil de Facebook, era conocido por seres queridos y allegados por el pseudónimo “Pino”. Si bien actualmente residía en la ciudad del noreste patagónico, David nació en Santa Rosa de Toay, provincia de La Pampa. Tal y como detalla su cuenta en redes sociales, cursó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Comercial de Santa Rosa y luego asistió a la Universidad Nacional del Comahue, donde se recibió de ingeniero industrial en el año 1989.

De acuerdo a su perfil de Facebook, David Leporace era mejor conocido por seres queridos y allegados por el pseudónimo “Pino”
De acuerdo a su perfil de Facebook, David Leporace era mejor conocido por seres queridos y allegados por el pseudónimo “Pino” - Créditos: @Facebook

Su familia estaba compuesta por cinco integrantes: él, su esposa Cristi Bonelli y sus tres hijos Carolina, Martín y Micaela. Tanto David como su pareja y descendencia disfrutaban de realizar actividades deportivas juntos. Entre ellas, conducir embarcaciones y recorrer largas distancias a pie y en bicicleta.

En abril del 2019, parte de la familia Leporace-Bonelli participó de la 5ta edición de la maratón Hablemos de Autismo, que se celebró en San Martín de los Andes. Uno de los lugares que frecuentaban también era el Ski Village Las Pendientes, complejo hotelero ubicado en el Cerro Chapelco, donde practicaban ski.

David pertenecía asimismo al grupo Team Outdoor de la ciudad neuquina, un equipo deportivo que organizaba circuitos de ciclismo, caminatas y running.

La familia del hombre oriundo de La Pampa de cinco integrantes: él, su esposa Cristi Bonelli y sus tres hijos Carolina, Martín y Micaela
La familia del hombre oriundo de La Pampa de cinco integrantes: él, su esposa Cristi Bonelli y sus tres hijos Carolina, Martín y Micaela - Créditos: @Facebook

Juan Pablo Mellado, un “amigo y hermano del alma” de David. lo definió en Facebook como un “buen padre, esposo, hijo, hermano, abuelo y jefe”. Y agregó: “Siempre eras la mano tendida para el que lo necesitada. Siempre buscabas ser la excelencia en los que hacías”.

“Realmente me resulta increíble saber que te fuiste. Despedir a un amigo es sentir que se nos va una parte del alma. Nunca voy a dejar de agradecer todo lo que me enseñaste e hiciste por mi. Nos quedó pendiente la última juntada… Siempre los tiempos tiranos y las distancias…”, lamentó Mellado.

Y completó: “Algún día no es encontraremos para disfrutar de una picadita. Abrazo gigante a toda la familia. Sabes que los quiero y siempre estaré si me necesitan. Amigo, hermano, vuela alto. Dejás un vacío enorme en el corazón. Despedir a un amigo es despedir una parte del alma”.

“Siempre tenía visión de futuro y era una gran persona con la comunidad, a los que tenían necesidad siempre les ofrecía un trabajo”, recordó otro de sus amigos en diálogo con medios patagónicos. Remarcó que buscaba ofrecer productos de calidad y aportar negocios que se integraran al ambiente y el espíritu local.