Anuncios

Argentina y la Copa Davis 2024: el detrás de escena de la continuidad de Coria como capitán, el sorteo festejado y el contacto con el nuevo gobierno

Guillermo Coria, exnúmero 3 del mundo y capitán del equipo argentino de Copa Davis desde marzo de 2022, continuará en el cargo
Guillermo Coria, exnúmero 3 del mundo y capitán del equipo argentino de Copa Davis desde marzo de 2022, continuará en el cargo - Créditos: @Ricardo Pristupluk

La capitanía del equipo argentino de la Copa Davis ostenta condimentos que la convierten en una función más codiciada de lo normal en 2024 y Guillermo Coria , en el cargo desde marzo de 2022, logró el visto bueno para mantenerse en el puesto pese a haber atravesado un puñado de tormentas internas. Un abanico de singlistas jóvenes y de jerarquía, destacadas opciones para formar el dobles, un sorteo amigable para los Qualifiers de febrero (la etapa previa a la fase de grupos de las Finales, donde juegan los mejores 16 países) y la capitanía de la delegación nacional de tenis en los Juegos Olímpicos de París (que se jugarán en Roland Garros) son suficientes incentivos para la conducción.

La Asociación Argentina de Tenis comunicó la continuidad de Coria en la Copa Davis -también de Mercedes Paz en la Billie Jean King Cup- y optó por destacar la tarea del Mago durante un “proceso de recambio en el que debutaron cinco jugadores en dos años”. Es real: Sebastián Báez, Francisco Cerúndolo, Pedro Cachin, Facundo Bagnis y Tomás Etcheverry se estrenaron en la competencia bajo la capitanía del finalista de Roland Garros 2004. Sin embargo, Coria también vivió momentos de flaqueza que, incluso, empujaron a la dirigencia de la AAT (que el propio Mago ocupa, como vocal titular) a decidir reemplazarlo.

Coria, durante un ensayo de la Copa Davis, en septiembre pasado en el BALTC, previo a la serie exitosa (4-0) ante Lituania
Coria, durante un ensayo de la Copa Davis, en septiembre pasado en el BALTC, previo a la serie exitosa (4-0) ante Lituania - Créditos: @FABIAN MARELLI

Después de la caída de septiembre de 2022 en la fase de grupos en Bolonia, en la que Coria falló en decisiones estratégicas y no supo cómo enfrentar espinosas diferencias dentro del vestuario, la dirigencia pensó en sustituirlo por un entrenador de distinto perfil, que no fuera un “exjugador de la Legión” (vale recordar que antes de Coria venían de la decepcionante gestión de Gastón Gaudio). Desde principios de año surgieron opciones, como la de Fabián Blengino. Pero lo que en los primeros meses de este año aparentaba no tener retorno, fue modificándose poco a poco. La armoniosa serie de septiembre pasado ante Lituania (4-0, en el BALTC), el desinterés de la AAT por tener un potencial foco de conflicto interno y el agradecimiento público de los jugadores hacia el capitán generaron que no se produjera el cambio en el cargo.

Claro que hubo charlas entre Coria y la dirigencia (encabezada por Agustín Calleri y Mariano Zabaleta , presidente y vicepresidente, respectivamente) para cicatrizar magullones, reforzar las pautas de trabajo e intentar evitar otras situaciones incómodas en la convivencia. La AAT desea que, en el que será su último año como capitán, Coria también se involucre en otros aspectos, que el peso de su apellido sirva para generar nuevas conexiones y tenga mayor presencia en los torneos (Challengers, Futures, Nacionales), no sólo en los que actúen los jugadores con chances de sumarse a la Copa Davis.

Coria junto con Agustín Calleri y Mariano Zabaleta, presidente y vicepresidente de la AAT, respectivamente
Coria junto con Agustín Calleri y Mariano Zabaleta, presidente y vicepresidente de la AAT, respectivamente - Créditos: @Ricardo Pristupluk

Los dirigentes de la AAT también le hicieron saber a Coria que necesitan que sea él quien encabece el vínculo con los jugadores dentro del vestuario. Es decir, que no busque la intervención de otros protagonistas periféricos al cuerpo técnico en caso de que surjan diferencias, como sucedió el año pasado en Bolonia, cuando un dirigente tuvo que entrar en el vestuario y mediar ante un conflicto. Coria, que antes de asumir en la capitanía de la Davis había encabezado una academia en Fisherton para chicos y adolescentes de nivel escuelita y competición, fue sumando kilometraje y adquiriendo experiencia como conductor sobre la marcha. Se implicó en el cargo, observó rivales, durante las series les abrió las puertas del plantel de la Davis a los integrantes de los equipos privados de los jugadores y terminó logrando un consenso colectivo. Los integrantes de la dirigencia no recibieron ni observaron manifestaciones en contra de Coria y, tras las distintas conversaciones con el Mago (profundizaron sobre la necesidad de sostener la “armonía grupal”), decidieron prolongar el vínculo.

Guillermo Coria asumió como capitán en los Qualifiers de 2022, con un 4-0 ante la República Checa, en el Buenos Aires LTC. En septiembre del año pasado, en la fase de grupos, la Argentina perdió contra Suecia (2-1), Italia (2-1) y Croacia (3-0). En febrero último, ante Finlandia en Espoo, cayó 3-1. Y en septiembre venció 4-0 a Lituania, en el BALTC.

La Asociación, el cuerpo técnico de la Copa Davis y los jugadores celebraron el sorteo de los Qualifiers 2024. Coria, Calleri, Zabaleta y Martín Tero García (uno de los subcapitanes del Mago), entre otros, siguieron, juntos por la plataforma Zoom, el sorteo realizado en Málaga y aplaudieron, primero, que la Argentina evitara actuar de visitante. En febrero próximo (viernes 2 y sábado 3 o sábado 3 y domingo 4), después de Australia y antes del comienzo de la gira sudamericana sobre polvo de ladrillo, el equipo nacional recibirá a Kazakhstán, cuyo mejor jugador es Alexander Bublik, 32° del ranking y con pobre performance sobre superficie lenta (la que elegirá el equipo nacional). La Argentina tendrá una buena oportunidad para regresar, después de dos años, a la fase de grupos de las Finales, que se juega en septiembre, después del US Open. Ese será un objetivo resaltado en la agenda, por sus potenciales beneficios deportivos y, lógicamente, por los económicos.

Resuelta la continuidad de Coria, la Asociación ahora trabaja en la designación de la sede para jugar ante Kazakhstán. El escenario no es sencillo ; los clubes de la Ciudad de Buenos Aires con las medidas reglamentarias de la Federación Internacional de Tenis no abundan. El Buenos Aires Lawn Tennis Club, en principio, no estará disponible ya que pocos días después de la serie de la Copa Davis se jugará el ATP porteño y la puesta en escena del torneo lleva su tiempo. Se evalúan opciones en la zona norte y en el interior del país, aunque para esta última chance el contexto del país (la crisis económica y la inminente asunción presidencial de Javier Milei) no ayuda. “No hay plata”, es uno de los gritos del mandatario electo y los gobernadores, al menos por ahora, suspendieron muchos gastos considerados evitables (el desembolso para la organización de una serie de Copa Davis podría ser un ejemplo).

Guillermo Coria, como capitán, junto con Sebastián Báez
Guillermo Coria, como capitán, junto con Sebastián Báez - Créditos: @Mauro Alfieri

Reglamentariamente, la AAT tiene hasta dos semanas después del sorteo para anunciar la sede (se cumple el 10 de diciembre). Pero la dirigencia se comunicó con la ITF para explicar la situación y en la entidad con sede en Londres serán contemplativos si no se llegara a cerrar antes del plazo estipulado.

Al margen de la Copa Davis, en la Asociación dicen no estar inquietos por el cambio de rumbo político en el país. Si bien en los últimos cuatro años hubo acciones sociales junto con el gobierno nacional (y también con el porteño), entre los dirigentes actuales de la AAT hay canales de diálogo con los mandatarios electos, incluso con Milei (y también con Mauricio Macri, naturalmente). La construcción del centro nacional de tenis, en el Parque Manuel Belgrano, conocido como circuito KDT, es uno de los proyectos históricamente pendientes y ya anunciados por la AAT, que se intentará profundizar desde 2024, un año que promete ser sumamente activo.