Anuncios

"AMLO está desesperado, sabe que puede perder"

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- Los líderes nacionales del PAN, Marko Cortés; del PRI, Alejandro Moreno, y del PRD, Jesús Zambrano, rechazaron las acusaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que se alista un fraude electoral junto al Poder Judicial para lograr la nulidad de las elecciones del 2 de junio.

En entrevistas con EL UNIVERSAL aseguraron que se trata de falsos señalamientos que sólo demuestran la desesperación "porque saben que pueden perder".

"El Presidente está muy nervioso ante el crecimiento de Xóchitl Gálvez en las preferencias electorales. Está muy nervioso porque van a perder la Ciudad de México y saben que pueden perder las presidenciales", afirmó Cortés Mendoza.

El dirigente albiazul dijo que, desde ahora, la elección ya está manchada por el Presidente, por lo que no se detendrán en presentar las quejas correspondientes.

"Por supuesto que hay suficiente evidencia de una ilegal, tramposa y vergonzosa intervención del Presidente y el gobierno. Hemos presentado todas las quejas correspondientes, el uso de recursos públicos en la contienda. López Obrador constantemente violenta y sigue violentado el proceso electoral, promoviendo en veda electoral programas de su gobierno, a su partido, a su candidata y candidatos, atacando a nuestro partido y candidata.

"Tanto sus insultos contra la oposición, como la propaganda favorable para su partido constituyen faltas graves, son delitos electorales, como la visita de los cuervos de la nación a las casas de los beneficiarios de los programas sociales para forzarlos a votar por la candidata del gobierno, pero, pese a ello, Xóchitl y la coalición Fuerza y Corazón por México siguen creciendo y por eso al Presidente le está dando un ataque de nervios", subrayó.

El líder del PRI, Moreno Cárdenas, aseveró que el único que causaría la nulidad del proceso electoral, es López Obrador por ser "un Mandatario incapaz, incompetente, y que "está destruyendo la posibilidad de construir el diálogo por México".

"Su convocatoria a la polarización ha sido permanente, cinco años de fracaso, una política de seguridad pésima, no hay resultados en salud, en educación y en el caso de la elección vemos nosotros la permisividad del gobierno de la República con el crimen organizado. Yo creo que hay que exigirle a este gobierno incapaz, este gobierno que está destruyendo a este país, que no vamos a permitir que rompan el régimen democrático y que están preocupados porque van a perder la elección", puntualizó.

Consideró que lo más trágico de este gobierno es que ya perdieron toda la vergüenza para mentir sistemáticamente: "Ya todo lo que dicen es una mentira, no ven lo que ocurre en este país, violando la ley electoral. Ha hecho llamados la autoridad electoral, siguen en las giras, el Presidente, el gobierno metido de cabeza en la elección, tratando de inferir de manera abierta, sistemática, ya no les importa, no respetan la ley, todo lo que están haciendo está en contra de la ley, y luego dicen: 'Es que el tribunal o el INE regañaron al Presidente', no, hay que aplicarles la ley porque están violando la ley", indicó.

Zambrano Grijalva destacó que el Jefe del Ejecutivo federal ya está sintiendo la lumbre en los aparejos: "Ya para que López Obrador, que insiste en seguirse metiendo indebida, ilegal e inconstitucionalmente en el proceso electoral, salga con eso de que los partidos opositores junto con el Tribunal Electoral estamos preparando un fraude, es porque ya están sintiendo la lumbre en los aparejos", aseguró.

Expuso que con las declaraciones presidenciales queda demostrado que la ventaja de Sheinbaum sobre Gálvez no es tan alta: "Eso de que presumen tanta ventaja y de que nos van a ganar por 20, 30 puntos, ellos saben que no es cierto y que están cambiando las percepciones y el ánimo de la gente. Siguen cometiendo errores, se les sigue complicando el escenario, la inseguridad se le está convirtiendo en un suelo pantanoso del que no pueden salir airosamente", expuso.

El perredista insistió en que los señalamientos de López Obrador, con "una acusación sin fundamento que denota la desesperación en la que ya están cayendo, y una expresión clara de que saben que no es verdad que la tengan segura".