Anuncios

América pasa, pero con dudas

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 14 (EL UNIVERSAL).- Las Chivas se negaron a morir pronto y entendieron perfectamente lo que era jugar un Clásico Nacional, pero no les alcanzó.

El América cayó (2-3) en el Estadio Azteca, pero con el marcador global (5-3) sentenció una eliminatoria inolvidable para ambos equipos. Eso sí, los dirigidos por André Jardine son los que se quedaron con el anhelado boleto a los cuartos de final en la Copa de Campeones en la Concacaf.

Apenas comenzó el encuentro y se mostró un Rebaño distinto, con hambre, intenso desde el silbatazo inicial. Ese ímpetu le dio recompensa al 11', con el gol de cabeza de Cade Cowell.

El Guadalajara ya había mostrado, en 11 minutos, lo que no hizo en 90 en el juego de ida.

Los fantasmas comenzaron a rondar en el Coloso de Santa Úrsula. Aquella eliminación en las semifinales del Clausura 2023 vino a la mente de todos los que veían el encuentro en el recinto y desde sus casas. Los tapatíos eran peligrosos.

El estado crítico de los emplumados se acentuó al 32', con otro cabezazo, ahora de Ricardo Marín. El silencio era sepulcral en la casa de las Águilas, que seguían sin despertar, siendo devorados por unas hambrientas y precisas Chivas.

Pero el Guadalajara dejó vivir al rival y así se fueron al descanso, con un escenario impensable para ambos bandos, y la historia continuaría con más emociones.

Dejar al América sin goles es casi imposible. Los de Jardine despertaron con dos anotaciones electrizantes y el momento anímico se emparejó. Todo había vuelto a lo que, en teoría, era la normalidad.

Primero, Alan Mozo —con un autogol al minuto 51— revivió a las Águilas. Buena jugada del ataque americanista que el ex de los Pumas intentó rechazar, pero falló en el intento.

Nueve minutos después, Alejandro Zendejas empató el marcador en el Azteca, después de una serie de rebotes en el área rojiblanca. El juego ya pertenecía a los locales. Roberto Alvarado (63’) retomó la ventaja para los tapatíos. Partidazo en la capital.

Al fin, un Clásico equilibrado se vivió entre el América y el Guadalajara. Los rojiblancos vendieron cara una eliminación que duele, más allá de que el sabor de la derrota haya sido distinto. El América debe replantearse mucho, pero volvió a demostrar que sabe sufrir.

El Dato

4 partidos oficiales en la Ciudad de México tenía el Guadalajara sin hacer algún gol.