Anuncios

Alumnas en Lerma aseguran que hay maestros acosadores

LERMA, Méx., enero 15 (EL UNIVERSAL).- "¡No tener mallas no te da derecho a acosarme!", "¿Si me acosan es por no traer mallas?", y "¡Queremos maestros no acosadores!", externaron estudiantes de la Escuela Preparatoria Oficial número 23 (EPO 23) del municipio de Lerma, en una protesta y paro estudiantil en el que también denuncian saturación escolar, mal estado de las instalaciones y cobros indebidos.

Desde el centro del municipio de Lerma, más de 100 estudiantes marcharon hasta la Preparatoria Oficial número 23 (EPO 23), ubicada a unas tres cuadras, donde exigieron auditorías y la destitución del director, quien no estaba en el plantel.

Daniela relató que esta protesta y paro estudiantil es para rechazar los malos tratos por parte de directivos y profesores, especialmente actos de acoso, "pues a las alumnas nos obligaron a usar mallas para no incitar sexualmente a los profesores, varias denuncias de las estudiantes que han quedado en trámite y los profesores acosadores siguen aquí".

En grupo, las estudiantes ingresaron a los salones donde frente a presuntos profesores acosadores desplegaron carteles rechazando el acoso, mientras uno de ellos optó por tomar videos de las alumnas.

En esta escuela hacen falta sillas y más aulas, pues en varias clases hay muchos alumnos toman clases de pie en salones saturados, lo que dificulta el proceso de enseñanza aprendizaje, señalaron los estudiantes en un pliego petitorio que entregaron a directivos de la Preparatoria Oficial.

"A nuestros padres le pide el pago de 700 pesos en efectivo, más 800 pesos que se hace en el banco, a cada uno de los mil 200 estudiantes de los dos turnos de la Preparatoria, y nunca hay un informe de qué se hace con ese dinero", pues el mal estado de las instalaciones se ve en los baños en abandono y sucios, goteras en aulas y falta de equipo.

"Nunca hubo un corte de caja, de en qué se usan ese dinero".

Además, "nos han pedido dinero para equipo electrónico y televisiones, pero no se sabe dónde están; del auditorio se vendió la estructura al fierro viejo y no se sabe dónde quedó ese dinero", señalaron los alumnos.