Anuncios

“Allí se vendía droga y mercadería robada”: por qué se produjo el desalojo de la feria ilegal en la villa 31

Desalojaron la feria ubicada en la calle Carlos Perette, en uno de los ingresos a la Villa 31
Desalojaron la feria ubicada en la calle Carlos Perette, en uno de los ingresos a la Villa 31 - Créditos: @Ricardo Pristupluk

En la calle Carlos Perette, donde antes había centenares de puestos informales de venta de indumentaria, juguetes y un sinfín de artículos, ahora solo hay escombros. Hoy a la madrugada un operativo del gobierno porteño puso fin a una de las ferias más grandes de la zona, que se levantaba en uno de los ingresos al Barrio Padre Carlos Mugica, más conocido como la Villa 31, de Retiro. La Ciudad indicó que la calle estaba ocupada ilegalmente hace cinco años. De hecho, denunció que allí se vendía droga y mercadería robada – en ese espacio se han reportado repetidos asaltos a los colectivos que salen de la Terminal de Ómnibus de Retiro –.

“Allí se vendía mercadería robada, se constató también la venta de drogas. Esa fue la razón por la cual se decidió desalojar la zona”, explicaron desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la ciudad. La feria funcionaba de lunes a lunes desde las 7 hasta las 20 aproximadamente.

Según la Ciudad, el operativo se dio en el marco del plan de “reordenamiento del espacio público” que la gestión del jefe de gobierno, Jorge Macri, impulsa desde que asumió. Tal como ocurrió en Plaza de Mayo, Plaza Lavalle y en Plaza Congreso.

“La Feria Informal Perette tenía una extensión de aproximadamente 300 metros y funcionaban más de 600 puestos donde se vendían todo tipo de productos de procedencia desconocida. Se vendía mucho material del bronce robado en distintos barrios y también bicicletas y pertenencias robadas a los vecinos del Barrio Mugica. Además, por sus construcciones con materiales de chapa, hierro, maderas y en algunos casos de cemento, generaba espacios oscuros y focos de inseguridad para los vecinos y turistas que usan las terminales de trenes, ómnibus y la cercana de cruceros”, advirtieron desde el gobierno porteño.

Excavadoras destruyeron los puestos de venta
Excavadoras destruyeron los puestos de venta - Créditos: @Ricardo Pristupluk

Adriana Alegra, de 33 años, es una de las feriantes que hasta ayer tenía $100.000 en mercadería para vender. “A mí me estafaron con la compra de una casa en el barrio, entonces quedé en situación de calle. Empecé a comprar y vender mercadería en la feria, con eso subsistía y de noche me tiraba un colchón y dormía ahí, prácticamente al aire libre. Hoy me quedé sin absolutamente nada, no tengo ni para comprar una botella de agua”, lamenta.

Adriana Alegra, de 33 años, vendía ropa en la feria
Adriana Alegra, de 33 años, vendía ropa en la feria

“Ahora tengo que salir a pedir monedas en el semáforo, o cómo voy a conseguir plata para vivir si eso era todo lo que tenía para mantener a mi hija de 22 años y a mi nieto de tres”, agrega Alegre.

Josefina Chávez, de 37 años, vendía artículos de limpieza y juguetes en la feria. “Esta era una feria al lado de una villa. Acá seguramente que había cosas robadas, pero la enorme mayoría no vende esas cosas y mucho menos vende droga. No hay que generalizar, yo trabajo 12 horas por día en esto, ahora no sé a dónde voy a ir. Esto es un golpe grande para el barrio en un momento donde está todo complicado para la gente”, afirma.

Desde el gobierno de la ciudad sostienen que allí se vendía mercadería robada y drogas
Desde el gobierno de la ciudad sostienen que allí se vendía mercadería robada y drogas - Créditos: @Ricardo Pristupluk

“En el marco de la compleja situación que esta feria representaba, el 3 de febrero el Ministerio de Seguridad realizó un operativo donde detuvo a ocho personas, y recuperó computadores, bicicletas y teléfonos celulares robados”, informaron fuentes del gobierno porteño.

Severo Galloso, de 76 años, un jubilado que vendía medias en la feria
Severo Galloso, de 76 años, un jubilado que vendía medias en la feria

Cristina Gutiérrez, de 53 años, otra de las feriantes, indicó: “Siempre digo que la salud es lo importante, pero hoy me quedé sin nada y no sé qué hacer”. Mientras que a pocos metros de ahí, Severo Galloso, de 76 años, que vendía medias en uno de los puestos, no sabía cómo continuaría mientras veía a las excavadoras destruirlo todo.

Luego del operativo, informaron desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad, se harán trabajos de hidrolavado en la zona y se controlará el espacio para que se mantenga liberado y limpio.

“A partir de la recuperación de este espacio se va a realizar la puesta en valor de todo el espacio público y los vecinos podrán transitar de forma más segura. Para realizar esta tarea, además del personal de distintas áreas del Gobierno, se usaron 11 camiones, compactadoras, ocho palas mecánicas y 10 grúas”, informaron.