Anuncios

Alerta por récords históricos: la inusual ola de calor cambia los planes de los turistas en Bariloche

Playa Bonita, un imán para los turistas en medio de la ola de calor
Playa Bonita, un imán para los turistas en medio de la ola de calor - Créditos: @Marcelo Martinez

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Con 36.4°C, esta ciudad superó esta semana las marcas de récords absolutos de temperaturas extremas. Para hoy se esperan 29°C de máxima y el destino se mantiene con un nivel de alerta amarilla, con marcas que pueden resultar peligrosas, especialmente para los chicos y los adultos de más de 65 años.

Tal como informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Bariloche y Trelew, en Chubut, experimentaron este lunes y este martes récords absolutos, con 36.4°C y 42.6°C, respectivamente. La marca anterior más alta en esta ciudad se había registrado en febrero de 2019 (35.4°C), mientras que la localidad chubutense había alcanzados los 42.2°C en enero de 2017. También hubo temperaturas récords para el mes de enero en Chapelco (38°C), El Bolsón (37.4°C) y Esquel (34.7°C).

A su vez, ayer hubo cuatro ciudades de la Patagonia norte entre las cinco más calurosas del país: las rionegrinas de San Antonio Oeste y Viedma registraron 42°C y 41.2°C, respectivamente; en la capital neuquina, 39°C, y en Trelew, 38°C.

Playa Bahía Serena, otro de los puntos elegidos por los turistas
Playa Bahía Serena, otro de los puntos elegidos por los turistas - Créditos: @Marcelo Martinez

Actualmente, en el noroeste de Río Negro y el este de la provincia de Neuquén rige una alerta de nivel rojo por temperaturas extremas y muy peligrosas, que “pueden afectar a todas las personas, incluso a las saludables”, indicaron desde el SMN. Y en el resto de ambas provincias se mantienen alertas de nivel naranja y amarilla, con efectos moderados y altos en la salud.

Un secreto revelado: el bodegón de culto que es el orgullo de un paradisíaco pueblo de pescadores en el Caribe patagónico

En Bariloche –donde actualmente hay un 70% de ocupación hotelera–, el calor extremo tomó por sorpresa a muchos turistas. Si bien enero venía con buenas temperaturas de verano, se mantenían bastante por debajo de los 30°C.

Esta semana, las playas públicas de la ciudad resultaron un imán. Entre las más elegidas estuvieron Playa Bonita, Bahía Serena y Bahía López, todas sobre el Nahuel Huapi, así como las de los lagos Moreno, Gutiérrez y Mascardi. Aunque están muy crecidos (el nivel del agua aumentó tras el deshielo de primavera) y hay poca playa libre en la mayoría de los espejos de agua cercanos a Bariloche, los visitantes se las ingenian para disfrutar del sol. También están los que eligen hacer picnic o tomar mates a la vera de arroyos como el Casa de Piedra y el Gutiérrez.

A diferencia de los tradicionales días de playa en la ciudad, esta vez el calor no aflojó durante el atardecer e incluso durante la noche. Con la ola de temperaturas extremas, la amplitud térmica tan característica de los destinos cordilleranos pareció derretirse.

 Playa Bahia Serena, invadida por locales y turistas
Playa Bahia Serena, invadida por locales y turistas - Créditos: @Marcelo Martinez

Cambios de planes

También los locales notaron la diferencia. En la previa del lunes pasado –que fue el día de mayor calor– muchos habían planificado tomarse el día en sus trabajos para pasear o hacer alguna actividad en los lagos. Navegación, kayak, stand up paddle o simplemente playa estuvieron entre los planes de esta semana.

El tránsito mostró algunas diferencias también: mientras que en plena temporada de verano turistas y locales suelen ir “a paso de hombre” por la avenida Bustillo alrededor de las 19 o 20 (especialmente en la mano hacia el centro de la ciudad), ahora hay mucho más tráfico hacia las 21.

“A nosotros durante el día nos afecta el calor extremo, porque la gente elige el lago y se queda hasta más tarde. Pero también hemos recibido un público muy familiar que hacen programa en los lagos pero no se quedan todo el día, porque quizás se aburren estando muchas horas en el mismo lugar o tienen chicos pequeños. Así que esta semana recibimos a muchas de esas familias en el Tap Garden”, cuenta “Pacu” Wesley, de la cervecería Wesley. Inmersa en un ambiente natural y con decenas de animales de granja, la fábrica de esa empresa familiar recibe visitantes de martes a domingos de 13 a 21.

 Playa Bahía Serena
Playa Bahía Serena - Créditos: @Marcelo Martinez

También los responsables de la cervecería Manush advirtieron que los turistas acuden más tarde a cenar o tomar una pinta. “Con estas temperaturas, se prolonga mucho el día de playa, la gente aprovecha mucho más del lago. Por suerte hay muchos lagos en la zona para hacer frente a tanto calor”, se ríe Leticia García.

Además de las cervecerías y los restaurantes, los paradores de playa recibieron por estos días mayor afluencia, sobre todo al final del día. En Cirse Club de Lago, en el kilómetro 14,5 de la avenida Bustillo, muchos disfrutaron de los food trucks, los tragos y el atardecer, así como de las fechas del festival Camping, que esta semana tuvo a Rayos Láser y Marilina Bertoldi en el escenario sobre el Nahuel Huapi. Algo similar se vivió en Fuegos de Patagonia, en el kilómetro 12,9 de Bustillo, donde a la experiencia gastronómica se sumó esta semana la imponente luna llena sobre el lago.

Desde Madrid, donde está participando de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), el secretario de Turismo local, Sergio Herrero, afirmó que, más allá de esta ola de calor, Bariloche se verá favorecido por el cambio climático: “El turista europeo está eligiendo cada vez más lugares fríos. Ya no se vuelcan tanto a las playas como antes. Con tanto calor como estuvo haciendo en Europa, buscan destinos nuevos. Y Bariloche se posiciona en ese sentido, por sus temperaturas habituales”.