Anuncios

Alerta en Australia por una intensa ola de calor con temperaturas por encima de 40 grados

Sídney (Australia), 24 ene (EFE).- Las autoridades de Australia emitieron este miércoles una alerta ante la intensa ola de calor que previsiblemente golpeará varias partes del país oceánico en los próximos días, con temperaturas superiores a los 40 grados.

La Oficina de Meteorología australiana ha advertido de las sofocantes temperaturas en diversas regiones e informó hoy de que se esperan condiciones "extremas" y de "intensidad severa" en una extensa parte del territorio australiano, incluidos varios estados de Australia Occidental, Queensland, Australia del Sur y el Territorio del Norte.

La víspera algunas zonas ya habían registrado sus días más calurosos desde los devastadores incendios del verano negro de 2019 y 2020, que calcinaron miles de hectáreas de vegetación natural y provocaron incontables daños materiales.

Las autoridades han alertado de que la ola de calor no ha terminado y pronostican que las temperaturas durante el resto de esta semana se situarán entre 5 y 12 grados por encima del promedio habitualmente registrado en esta época del año.

"Se esperan temperaturas generalizadas superiores a los 40 grados en el interior y el este de Australia durante los próximos días, y en algunas zonas del interior alcanzarán los 49 grados", señaló la oficina estatal en su cuenta de X, al enfatizar que hay "advertencias de olas de calor vigentes para muchas áreas" del país.

La agencia también pidió cautela ante el "peligro de incendios extremos" en varias localidades, entre ellas las zonas de Pilbara y Gascoyne, en la región de Australia Occidental.

Asimismo, diversas ciudades del estado de Nueva Gales del Sur, el más poblado del país, se enfrentarán esta semana a las temperaturas más altas de los últimos cuatro años bajo condiciones "extremas" o de intensidad severa de ola de calor".

Ante el fenómeno, las autoridades han pedido cautela a la población y han recomendado que los grupos de riesgo, como los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos, tengan "especial cuidado" y estén atentos a los síntomas de agotamiento por calor e insolación.

Según la Oficina de Meteorología, la situación abrasadora deberá extenderse hasta el sábado próximo, cuando se prevé que las temperaturas empiecen a suavizarse.

(c) Agencia EFE