Anuncios

"Hasta ahorita no nos han alertado por el Covid"

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- Aún no hay peligro, ni miedo, ni riesgo de contagio. Comensales entran sin cubrebocas a los restaurantes de la calle Álvaro Obregón, en la alcaldía Cuauhtémoc, ocupan una mesa y, sea solos o acompañados, degustan sus alimentos.

En cada uno de los negocios se aprecia el bote de gel antibacterial, el cual es "irreemplazable".

Angélica Doval Pineda, dueña del restaurante El Inicio, dijo que aún no hay alerta por el número de contagios de Covid-19, y ninguna autoridad les ha dicho que deben comenzar a tomar precauciones.

Siente contradictoria la información del Gobierno capitalino porque anuncia un repunte, pero señala que no hay alerta alguna.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL, se constató que en restaurantes aún no se utiliza, nuevamente, el cubrebocas, pero algunas personas en la vía pública y en el transporte público ya lo portan.

"Hasta ahorita no nos han alertado, lo poquito que nosotros nos hemos informado es que sí ha habido hospitales con un repunte por Covid-19. Nosotros siempre hemos tomado las medidas necesarias", expuso Angélica.

Refirió que ellos han seguido utilizando el cubrebocas para trabajar, aunque sea incómodo.

Además, dejaron de fijo el uso de gel antibacterial, las mesas tienen una separación entre una y otra, y el restaurante se encuentra completamente ventilado.

"Si vemos que ya hay un repunte, tendré que usar el cubrebocas con las medidas que llevábamos anteriormente", expresó.

Para la empresaria del ramo restaurantero, si la situación por los contagios de Covid-19 llega a tener un repunte crítico, se volverían a ver afectados como en los primeros años de pandemia, cosa que nadie quiere a estas alturas.

"Claro que nos veremos afectados, en la pandemia nos afectó, yo creo que de 100% un 70% nos afectaría. Obviamente que nos va a afectar [si hay repunte], a pequeños y grandes negocios nos afectaría.

"Aunque digan que tenemos un colchoncito, esto no es eterno y se va acabando", aseguró.

Por lo anterior, hizo un llamado a los capitalinos para que sigan teniendo conciencia. Si siente síntomas de resfriado que usen el cubrebocas, pues, dijo, no todo depende de los mismos negocios, sino también de los comensales.

Para Angélica, ya "tenemos experiencia" por el paso de la pandemia, por lo que la gente debe cuidarse.

"La autoridad nos debe dar unas cifras exactas, porque hay veces que nada más nos alarman con que sí, y luego que no, ellos mismos se contradicen", consideró.

Por toda la calle Álvaro Obregón, en la colonia Roma, una zona en donde se encuentran gran cantidad de restaurantes, se registró que no hay ningún cambio en la operatividad de los negocios, y menos de una sensación de alarma.

La mayoría de los establecimientos continúan con el programa al aire libre, y aquellos comensales que arribaban a esta zona, lo hacían sin el cubrebocas.

Incluso en puestos ambulantes de comida, los capitalinos se juntaban sin ningún tipo de contratiempo o evitando aglomeraciones, simplemente con ganas de aprovechar el horario de comida para regresar a sus jornadas laborales.

Calles y transporte

EL UNIVERSAL también registró que cada vez son más las personas que se pueden ver por las calles con la mascarilla, así como en el transporte público.

En el Metrobús y en el Metro, los usuarios en su mayoría circulan sin usar cubrebocas como se acostumbraba durante la pandemia, pero se empiezan a notar aquellos que, por precaución, lo portan.

La semana pasada, las autoridades capitalinas aseguraron que el número de hospitalizadas por Covid-19 en la Ciudad de México estaba en mínimos históricos, con pocos casos graves, por lo que descartaron que exista una emergencia por esta enfermedad.

Han pedido que la gente se vacune y use el cubrebocas en el transporte público o espacios aglomerados o mal ventilados.