Anuncios

Los abusos en las series infantiles de Nickelodeon que revela una nueva serie documental

Drake Bell y Dan Schneider
Drake Bell, protagonista de "Drake & Josh", junto a Dan Schneider, creador de la serie. [Getty Images]

La nueva docuserie “El lado oscuro de la fama infantil”, que se estrenará en Latinoamérica el próximo 16 de abril, revela los múltiples abusos que sufrieron los actores infantiles de las series más exitosas de Nickelodeon en la década de los 90 y los 2000.

La serie muestra el ambiente de trabajo tóxico al que estaban expuestos niños desde los 9 años en los estudios de grabación de las series creadas por Dan Schneider, como Zoey 101, Drake & Josh, iCarly y Sam & Cat.

Fue en estas series de Nickelodeon donde se dieron a conocer celebridades como Amanda Bynes, Jamie Lynn Spears, Drake Bell, Miranda Cosgrove, Jennette McCurdy y Ariana Grande.

Las acusaciones que se hacen en la docuserie van desde que la producción hacía trabajar a los niños más horas de las permitidas por la ley hasta casos de abuso sexual.

Las acusaciones de Drake Bell

La mayor revelación de la docuserie llega en el tercer capítulo, cuando se da a conocer por primera vez que Drake Bell, protagonista de Drake & Josh y una de las grandes estrellas de los años de oro del canal, fue víctima repetidamente y a lo largo de un año de abuso sexual por parte de su entrenador de diálogos en Nickelodeon, Brian Peck.

“No tenía salida. El abuso era extenso y llegó a ser bastante brutal”, expresa el actor en la serie documental.

Drake Bell y Josh Peck
Drake junto a su coprotagonista, Josh Peck (no relacionado con el presunto abusador, Brian Peck). [Getty Images]

En 2003, Brian Peck fue arrestado tras ser acusado de 11 cargos relacionados con abuso sexual infantil y meses después condenado a 16 meses de prisión.

La identidad de la víctima se había mantenido en secreto hasta ahora, cuando el propio Bell ha dado a conocer que fue el demandante del caso.

El actor conoció a Peck en el año 2000, cuando ambos trabajaban en “El show de Amanda”. Entonces, surgió entre ellos una aparente amistad.

Peck se ganó la confianza de la madre de Drake, quien le permitía a su hijo quedarse en su casa cuando tenía audiciones en Los Ángeles. Y logró sacar del camino al padre del joven, quien sospechaba que no tenía las mejores intenciones.

La relación amistosa entre el actor y su entrenador cambió para siempre una mañana, cuando Drake tenía 15 años. “Estaba durmiendo en el sofá, donde normalmente dormía. Me desperté, abrí los ojos y él estaba abusando sexualmente de mí”, cuenta la víctima en “El lado oscuro de la fama infantil”.

Peck convenció a Drake de mantener la situación en secreto y el abuso se prolongó por meses. Justo para ese momento, la carrera de Drake estaba en un ascenso meteórico y él no quería arriesgarla por lo que estaba pasando.

“Estaba haciendo lo que amaba hacer, así que me lo guardé”, cuenta el actor en la serie documental.

Tiempo después, se lo confesó todo a su madre y luego a las autoridades.

Jennette McCurdy y Ariana Grande
Antes del lanzamiento de la docuserie, Jennette McCurdy (a la izquierda) ya había descrito comportamientos abusivos en los estudios de grabación de Nickelodeon en su libro de memorias, I'm Glad My Mom Died. [Getty Images]

La solidaridad de gremio con Brian Peck

La docuserie revela que, durante el juicio, Peck contó con el apoyo de decenas de colegas del mundo del espectáculo, que asistieron a las audiencias o enviaron cartas al jurado defendiendo al presunto abusador.

Pocas semanas después del arresto de Peck, comenzó el rodaje de Drake & Josh, la serie que lanzó definitivamente a la fama a Bell.

En un comunicado que compartió con varios medios, Nickelodeon reaccionó a lo que cuenta el actor en la serie documental diciendo: “Ahora que Drake Bell ha revelado su identidad como demandante en el caso de 2004, nos consterna y entristece saber el trauma que sufrió, y elogiamos y apoyamos la fuerza necesaria para dar un paso al frente”.

La estrella de Drake & Josh calificó la respuesta del canal de “bastante vacía”.

El canal agregó para BBC Culture que “Nickelodeon investiga todas las quejas formales como parte de nuestro compromiso de fomentar un entorno de trabajo seguro y profesional, libre de acoso u otros tipos de conductas inapropiadas. Nuestra máxima prioridad es el bienestar y el interés superior no sólo de nuestros empleados, sino de todos los niños”.

Fotos pornográficas

En otro de los episodios de la serie, se revela que un asistente de producción de “El show de Amanda”, llamado John Handy, le envió fotos suyas masturbándose a una niña que hacía parte del elenco.

Según la madre de la niña, “él decía que se la había enviado porque quería que viera que estaba pensando en ella”.

En 2003, una redada policial en casa de Handy encontró más de 10.000 imágenes de niños, 1.768 imágenes de niñas en poses eróticas y 238 imágenes de niñas en poses sexualmente explícitas. También había algunas fotos de niñas sometidas a bondage y un disco con videos de niñas participando en actividades sexuales explícitas.

Dan Schneider junto al elenco de iCarly
Dan Schneider junto al elenco de iCarly. [Getty Images]

Racismo y sexismo

Además de las acusaciones de abuso sexual, varias personas involucradas en las series de Nickelodeon que participan en el documental relatan que vivieron racismo y sexismo en las producciones creadas por Dan Schneider.

Bryan Hearne, por ejemplo, quien hizo parte del elenco de “Todo eso”, denuncia que en la serie que le obligaron a participar en sketches que reforzaban estereotipos racistas, como uno en el que se sugería que era un vendedor de drogas.

Otro actor, Leon Frierson, cuenta que le pusieron un disfraz en el que “no puedes evitar notar que parece un pene y testículos en mis hombros”.

Christy Stratton y Jenny Kilgen, dos guionistas de “El show de Amanda”, cuentan que se veían obligadas a repartirse un solo salario entre las dos cuando eran las únicas dos escritoras mujeres del programa.

La respuesta que dio quien fuera la cabeza de estas producciones, Dan Schneider, frente a las acusaciones de la serie es que “todo lo que ocurría en los programas era cuidadosamente examinado por docenas de adultos implicados”.

Sin embargo, en un video que publicó en YouTube después del lanzamiento de la docuserie, reconoció que algunos de sus comportamientos fueron “vergonzosos” y que “se arrepiente”. “Definitivamente les debo una fuerte disculpa a algunas personas”, dijo.

*Con reportería de Nafeesah Allen y Mia Taylor, de BBC Culture

Línea gris
[BBC]

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

También puedes seguirnos en YouTube, Instagram, TikTok, X, Facebook y en nuestro nuevo canal de WhatsApp, donde encontrarás noticias de última hora y nuestro mejor contenido.

  • Y recuerda que puedes recibir notificaciones en nuestra app. Descarga la última versión y actívalas.