Anuncios

Más de 300 detenidos en el hospital Al Shifa tras primer día de negociaciones de tregua

(Actualiza con mensaje de Hamás sobre los ataques contra policías en Gaza y la identidad del último agente muerto)

Jerusalén, 19 mar (EFE).- El Ejército israelí dijo haber arrestado ya a más de 300 personas en la operación militar que continúa activa en el hospital Al Shifa, en la ciudad de Gaza, al tiempo que el director del Mosad (servicio de inteligencia exterior) regresó a Israel, desde Catar, tras ser enviada una contrapropuesta de tregua al grupo islamista palestino Hamás.

Según un comunicado del ejército, entre los detenidos en el hospital se encuentran milicianos "destacados” de Hamás y la Yihad Islámica Palestina, sin dar más detalles, supuestamente involucrados en la planificación de ataques en el territorio ocupado de Cisjordania.

De acuerdo con fuentes militares israelíes, entre los arrestados estarían miembros de la unidad de propaganda de Hamás y de la unidad de cohetes de la Yihad Islámica, que están siendo interrogados por la inteligencia israelí "antes de ser llevados a Israel para una mayor investigación".

Además de estos arrestos -y la muerte de medio centenar de supuestos milicianos- se han producido también intensos ataques en el último día a lo largo de toda la Franja.

En ellos, han fallecido decenas de civiles, además de varios agentes de Policía encargados del reparto de ayuda humanitaria en diversos puntos del enclave, según confirmaron fuentes palestinas a EFE y del Gobierno de Hamás.

En un ataque contra su vivienda, falleció el agente de policía de Yabalia (norte) Raed al Banna, responsable de la seguridad de los camiones de ayuda en la zona, y quien fue asesinado junto a su esposa y dos hijos. También murió hoy en un bombardeo contra su vehículo, junto a otras tres personas y al menos un niño, Mahmoud al Bayoumi, el director de Policía de Nuseirat, área central costera, según fuentes locales.

Ayer en la operación en Al Shifa, Israel aseguró haber matado a Faiq Mabhouch, quien dijo era el jefe de la seguridad interna de Hamás, pero quién según el gobierno en Gaza no era más que un simple policía a cargo de custodiar los camiones de ayuda que llegan a ciudad de Gaza.

Los ataques israelíes "contra agentes de policía y elementos de las agencias administrativas gubernamentales en la Franja demuestran el intento de sembrar el caos y perpetuar el derramamiento de sangre", denunció hoy el líder del buró político de Hamás, Ismail Haniyeh, en un comunicado."Además de reflejar la tentativa de los líderes de la ocupación de sabotear las negociaciones (de tregua) de Doha", añadió.

Los bombardeos fueron también constantes en otros puntos de la ciudad de Gaza, donde al menos seis personas murieron en un ataque con dron contra una vivienda en el barrio de Sheij Radwan, además de ataques de artillería en los barrios de Tal al Hawa y Sheij Ajlin, al oeste de la ciudad, según informó la agencia palestina Wafa.

Contraoferta enviada a Hamás

En Israel, el jefe del Mosad, David Barnea, regresó esta mañana desde Doha, la capital catarí, para informar al gabinete de guerra sobre cualquier avance tras el inicio de las negociaciones, que una vez más buscan alcanzar una tregua y un acuerdo para liberar a los 134 cautivos de Hamás.

Un alto funcionario israelí que pidió el anonimato dijo hoy, según reveló el Canal de noticias 12, que hay "pesimismo" en cuanto a la posibilidad real de que se alcance un acuerdo, pero según el portavoz de Exteriores catarí, Majed al Ansari, se ha envíado una contrapropuesta a Hamás.

"Estos pasos hacia adelante y atrás continuarán con más reuniones. La situación es bastante fluida y, en este momento, no puedo dar una línea de tiempo ni pasos claros (sobre las conversaciones)", aseveró, aunque ayer la prensa israelí vaticinaba que podría durar varias semanas.

De acuerdo con el último borrador sobre la mesa, Hamás sigue exigiendo un alto al fuego definitivo a la guerra, algo que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, nunca ha sopesado; además de la liberación de entre 35-40 civiles (mujeres, niños y ancianos) por unos 800 presos palestinos, y de cinco mujeres soldado israelíes por unos 50 prisioneros más cada una, algunos de ellos condenados a cadena perpetua.

Después de más de cinco meses de guerra que ya ha causado unos 31.800 muertos, de los que más del 70 % son mujeres y niños, la mitad de la población de Gaza sufre ya "inseguridad alimentaria catastrófica", según un informe ayer de la Clasificación Integrada de Fases de Seguridad Alimentaria (IPC, por sus siglas en inglés), un barómetro usado a nivel mundial.

(c) Agencia EFE