Anuncios

2-0. Lazovic y el Hellas Verona hunden al Cremonese

Roma, 9 ene (EFE).- Un doblete del serbio Darko Lazovic sirvió al Hellas Verona para hundir este lunes al Cremonese (2-0) en lo más profundo de la Serie A, en lo que fue un encuentro agridulce del equipo lombardo tras la muerte del italiano Gianluca Vialli, exjugador al que los de Cremona (norte) rindieron homenaje portando una camiseta especial en su honor.

No pudo el Cremonese dedicarle su primera victoria de la temporada a Vialli, que falleció el pasado jueves a causa de un cáncer de páncreas que padecía desde 2017 y por el que se guardó antes del comienzo un minuto de silencio, compartido con el italiano Ernesto Cantano -exjugador del Juventus y campeón de Eurocopa con Italia en 1968-, fallecido el día 5 de enero a los 83 años

En un choque con mucha trascendencia para la parte baja de la clasificación y entre dos de las defensas que más goles encajan de la liga, el Hellas Verona consiguió imponerse con autoridad y solvencia y se queda antepenúltimo, aún en puestos de descenso, a seis puntos de la salvación que marca el Spezia.

El Verona rubricó su segunda victoria en una campaña desastrosa en la que está mostrando una versión que nada tiene que ver con la que cuajó en la pasada, cuando finalizó en novena posición y se atrevió a soñar con los puestos europeos hasta las últimas jornadas.

Ya sin el argentino Giovanni Simeone en sus filas, Lazovic ha heredado el papel de referencia veronesa y se volvió a erigir como el mejor de los suyos en el choque ante un Cremonese que adoleció de sus habituales concesiones defensivas que le costaron, otra vez, los tantos encajados.

El primero de ellos en el minuto nueve, cuando el centrocampista serbio abrió el marcador desde el área pequeña, libre de marca y con el tiempo suficiente para recibir de espaldas, controlar y girarse para anotar.

Inició mejor el Verona y alargó el dominio durante toda la primera media hora, justo cuando el lateral izquierdo escocés, Josh Doig, exhibió su superioridad física con una cabalgada desde campo propio que culminó con una asistencia en la frontal del área que no desaprovechó Lazovic.

Justo antes del descanso llegó la polémica al encuentro, cuando los jugadores del Cremonese protestaron un penalti sobre el nigeriano Cyriel Dessers, en lo que fue un claro contacto que ni el colegiado de campo ni el VAR consideraron suficiente como para señalar la pena máxima.

No necesitó más el Verona en la segunda mitad y se llevó los tres puntos a costa de un Cremonese que sigue sin conocer la victoria en su retorno a la Serie A tras 26 años.

(c) Agencia EFE