Denuncian desaparición de un hombre y sus tres hijos en Petatlán, Guerrero; exigen a la gobernadora atender violencia en la Sierra

·3  min de lectura
Cuartoscuro
Cuartoscuro

Habitantes de comunidades de la Sierra de Guerrero denunciaron que desde el pasado primero de marzo un señor y sus tres hijos fueron privados de la libertad por un grupo de hombres armados en la comunidad de La Finca del municipio de Petatlán, por lo que exigieron al gobierno del estado su búsqueda y localización.

Este domingo, 12 comisariados de los municipios de Petatlán, Tecpan y Coyuca de Catalán y el presidente del Comité de Caminos de la Sierra, Víctor Espino Cortés, hicieron esta denuncia en una reunión en la comunidad de Santa Rosa de Lima, del municipio de Tecpan de Galeana, en la región de la Costa Grande.

Espino Cortés contó que a raíz de los hechos ocurridos en La Morena el pasado 3 de marzo, en el que elementos de seguridad de todos los niveles de gobierno catearon una vivienda en dicha comunidad, la violencia se disparó en la región.

Ese 3 de marzo, en La Morena, en una operación conjunta entre elementos del Ejército, Guardia Nacional y Policía Ministerial aseguraron una casa, presuntamente propiedad del líder del grupo criminal conocido como la Familia Michoacana, Johnny Hurtado Olascoaga, alias “El Pez”.

En un comunicado que emitió en días posteriores la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP), se informó que la vivienda tiene acabados de lujo, se encontraron granadas de fragmentación y distintos tipos de droga.

También se indicó que cerca del lugar las autoridades descubrieron dos sembradíos de marihuana.

Dos días antes, el 1 de marzo, en La Finca, comunidad ubicada más arriba que La Morena, un grupo de civiles armados se llevó a un hombre, y horas más tarde citaron a todos los hombres en la cancha central pero nadie acudió.

Solo los tres hijos del hombre secuestrado acudieron al llamado y fueron desaparecidos por los hombres armados, presuntamente integrantes de la Familia Michoacana.

“El objetivo de ese secuestro era amenazar a los pobladores para que los dejaran (a los civiles armados) establecerse ahí y les garantizarán seguridad y comida”, contó Espino Cortés.

Por tal amenaza, los habitantes de La Finca decidieron huir y los pocos que quedaron, bajo amenazas, brindaron seguridad y alimentos a los hombres armados.

En un vídeo difundido en redes sociales la tarde del 4 de marzo, se observan a Policías Ministeriales con armas a quienes los pobladores les impiden el paso.

De acuerdo con Espino Cortés, las mujeres que les impiden el paso a los elementos ministeriales lo hicieron bajo amenaza.

En La Finca, los civiles armados robaron cuatro cuatrimotos a los pobladores e incendiaron una vivienda.

Después de los hechos en La Morena, toda la población decidió huir de La Finca y abandonaron sus hogares.

La Finca es una comunidad serrana con 30 casas y un promedio de 120 habitantes.

Por tales hechos de violencia que se registraron en el último mes, las autoridades ejidales pidieron a la gobernadora Evelyn Salgado Pineda que entren los elementos de seguridad “para ya sacar de una vez por todas a esas gentes”, mencionó Espino Cortés.

También exigen la búsqueda y localización inmediata de las cuatro personas desaparecidas el 1 marzo, de lo cual no había una denuncia pública hasta este domingo.

Las autoridades comunales exigieron mayores garantías de seguridad porque tienen el temor de que en los próximos días la situación de violencia aumente en esta zona, luego de que el pasado viernes 17 de marzo el Ejército y presuntos integrantes de la Familia Michoacana se enfrentaron a balazos en la comunidad de El Pescado, del municipio de Coyuca de Catalán.

Este choque dejó un saldo de dos militares y cinco presuntos criminales muertos y dos soldados heridos de bala.