Demings critica a Rubio por no asistir a la votación sobre la asistencia para el huracán, pero se opuso a algunos proyectos de ley similares

Pedro Portal/pportal@miamiherald.com

La candidata demócrata al Senado Val Demings criticó repetidamente al senador republicano Marco Rubio por no votar la semana pasada sobre un amplio proyecto de ley de gastos que habría asignado miles de millones de dólares adicionales a la asistencia para los desastres naturales, acusando a su enemigo en las elecciones de este año de defraudar a los habitantes de la Florida después del huracán Ian.

Pero la propia candidata no siempre ha respaldado la legislación que incluye fondos de asistencia para huracanes.

En 2017 y 2018, Demings, representante federal por Orlando, votó en contra de grandes paquetes legislativos que habrían entregado asistencia a las áreas afectadas por los huracanes como la Florida y Puerto Rico, argumentando que los esfuerzos de ayuda no eran suficientes o estaban emparejados con medidas legislativas a las que ella se oponía.

Ambas medidas —una que incluía disposiciones fiscales destinadas a las víctimas afectadas por tres huracanes recientes y otra que incluía asistencia para ayudar a Puerto Rico a recuperarse del huracán María— fueron finalmente aprobadas con apoyo bipartidista, a pesar de la oposición de Demings.

En cada caso, el candidato a gobernador del partido este año, Charlie Crist, apoyó el proyecto de ley como representante federal.

La oposición de Demings a los proyectos de ley complica su argumento de que el voto perdido de Rubio —y su oposición a un proyecto de ley de asistencia para las víctimas del huracán Sandy en 2012— es una prueba de que no entregará suficiente asistencia federal para ayudar a la Florida a recuperarse del huracán Ian a poco más de un mes de la elección a que se postulan los dos candidatos.

En un comunicado, la campaña de Demings reiteró las críticas de que Rubio necesitaba estar en Washington para la votación de la semana pasada y que nunca debería haber votado en contra de la asistencia para el huracán Sandy.

“Marco Rubio no se presenta a trabajar, ni siquiera cuando la Florida está en crisis”, dijo Christian Slater, portavoz de Demings. “Al igual que su voto en contra de la asistencia para el huracán Sandy, Marco Rubio ha vuelto a no presentarse y cumplir con la Florida. Es vergonzoso que Rubio prefiera faltar al trabajo que luchar por la gente afectada por el huracán Ian”.

La semana pasada, el Congreso aprobó un proyecto de ley de financiación provisional que incluía casi $19,000 millones para el Fondo de Ayuda para Desastres de la FEMA. Se trata de dinero que la agencia pudiera usar para ayudar a partes de la Florida a recuperarse del huracán Ian, que las autoridades estiman que pudiera haber causado decenas de miles de millones de dólares en daños cuando azotó la semana pasada.

Rubio estaba en el Condado Lee inspeccionando los daños de la tormenta el jueves de la semana pasada, cuando se celebró la votación en el Senado. Posteriormente, pidió al Congreso que apruebe un paquete de gastos suplementarios por desastre para ayudar a financiar los esfuerzos de recuperación en el estado.

Un portavoz de la oficina de Rubio no respondió a las preguntas sobre si el senador habría votado a favor del proyecto de ley de gastos si hubiera estado en Washington.

Demings votó a favor de la legislación el viernes por delegación, según Slater, cuando se celebró la votación en la Cámara de Representantes. El Senado no permite el voto por delegación.

Críticas al voto

En una entrevista concedida el domingo al programa This Week de la cadena ABC, el senador dijo que respaldaría el proyecto de ley suplementario siempre que no incluyera gastos no relacionados con los daños causados por el huracán Ian.

“No se llegará a eso, porque es nuestro estado”, dijo Rubio. “Así que si no lo pedimos y decimos que no lo necesitamos y no tiene nada que ver con la ayuda de emergencia para la Florida, ¿por qué iba a estar ahí?”

Los dimes y diretes sobre las votaciones pasadas para la asistencia para huracanes se han convertido en un punto de inflamación política esta semana en las campañas de la Florida, después de que Ian pasara por el estado y su política se reanudara con fuerza.

Tanto el senador republicano Rick Scott, que se opuso a la ley de financiación del gobierno de la semana pasada, como el gobernador Ron DeSantis, que también votó en contra de la asistencia para el huracán Sandy en 2012 cuando estaba en el Congreso, han sido criticados por los demócratas, que tratan de convencer a los electores de que la respuesta de los funcionarios del Partido Republicano al huracán ha sido insuficiente.

Demings, en particular, se ha inclinado esta semana por esa línea de crítica, publicando con frecuencia en las redes sociales y dando discursos en los que dice que el senador no ha hecho su trabajo por el voto perdido de la semana pasada y su oposición a la asistencia tras Sandy.

“Una y otra vez, una y otra vez, cuando la Florida ha necesitado más a Marco Rubio, él no ha aparecido”, dijo Demings en MSNBC el miércoles. “Nos merecemos algo mejor”.

Rubio ha defendido su voto en contra de los esfuerzos de asistencia relacionados con el huracán Sandy, que devastó partes de Nueva Jersey y Nueva York en 2012, diciendo que pensaba que la medida incluía gastos no relacionados con los esfuerzos de recuperación de la tormenta. Los críticos han dicho que su voto tuvo más que ver con la política partidista, citando su posterior candidatura a la presidencia en 2016 y su necesidad política de congraciarse con los intransigentes fiscales que no apoyan el gasto gubernamental adicional.

Los votos de Demings

Los propios votos de Demings incluyen la oposición a un proyecto de ley de 2017 destinado a ampliar la autoridad fiscal de la Administración Federal de Aviación que también incluía disposiciones fiscales para las víctimas de los huracanes Harvey, Irma y María, los dos últimos de los cuales golpearon a Puerto Rico ese año.

El proyecto de ley, que fue aprobado con 43 votos demócratas, dividió a la delegación del partido en la Florida: Cinco de los 11 demócratas de la Cámara de Representantes del estado en ese momento respaldaron la legislación, mientras que seis miembros no lo hicieron.

Los funcionarios de Demings dicen que la congresista trabajó para incluir la asistencia para desastres de los huracanes en el proyecto de ley en primer lugar y también respaldó la legislación suplementaria para aumentar aún más los fondos de recuperación.

En 2018, Demings votó en contra de un amplio proyecto de ley de presupuesto que incluía alrededor de $17,000 millones en fondos de recuperación destinados a Puerto Rico. En ese momento, la representante dijo que el proyecto de ley cortaba los esfuerzos de asistencia para el huracán, perjudicaba los programas de educación infantil y proporcionaba fondos insuficientes para los militares.

El proyecto de ley se aprobó ese año con 73 votos demócratas. Más de la mitad de la delegación demócrata de la Cámara de Representantes de la Florida, seis de los 11 miembros, la respaldaron.